Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Carolina Losada

POLÍTICA

Carolina Losada, la «enemiga» de Cristina Fernández de Kirchner que la reemplazó en el Senado

Luego de algunos minutos de iniciada la sesión, Carolina Losada fue presidente del Senado en reemplazo de la vicepresidente de la nación.

<


En la Cámara de Senadores se está llevando adelante el debate por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que ya tiene media sanción. La sesión la abrió Cristina Fernández de Kirchner, presidente de la Cámara, pero 25 minutos después dejó su banca y Claudia Ledesma Abdala ocupó su lugar durante un largo periodo de tiempo.

Sin embargo, la dirigente también tuvo que salir unos momentos y Carolina Losada fue presidente del Senado durante ocho minutos. En este tipo alcanzó a darla la palabra a Luis Juez de Juntos por el Cambio, quien ironizó sobre el lugar que le tocó ocupar a la periodista. «Señora presidenta, ¿cómo le va? ¿cómo está usted?. Un gusto verla ahí sentada«, expresó el cordobés en sus primera intervención.

Con una gran sonrisa en su rostro, Losada fue quien encabezó la sesión en este corto periodo de tiempo hasta el regreso de Ledesma Abdala. Sin embargo, lo más llamativo y anecdótico queda en que una de las «enemigas» de Cristina Kirchner terminó ocupando su lugar. Este choque entre ambas data de las últimas elecciones legislativas, cuando hubo chispazos sobre la posición que ocuparía cada una.

El día que Carolina Losada se enfrentó a Cristina Kirchner

Días antes de las elecciones, Carolina Losada había anunciado en LN+ que no le diría «presidenta» a Cristina Fernández de Kirchner sino «presidente». Esto es meramente por un tema lingüístico ya que lo que cambia es el articulo (el o la) pero no la palabra presidente. De esta manera, le mojó la oreja a la vicepresidente aunque no fue lo único.

También deseó que «pierda el quórum» en la Cámara para que pierdan peso jerárquico además de que denunció que «estigmatizan» a las ciudades desde el kirchnerismo. Por último, señaló que «el Gobierno no quiere solucionar absolutamente nada» sino que están en sus cargos por una cuestión de poder, especialmente la exmandataria y su hijo, Máximo.

Imagen