Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ciudad de Buenos Aires

POLÍTICA

Ciudad de Buenos Aires le respondió a Máximo Kirchner tras sus acusaciones sobre la dictadura

Tras las acusaciones del líder de La Cámpora, en la Ciudad de Buenos Aires respondieron acerca de la dictadura militar.





banner

Durante la movilización sobre el Día de la Memoria, la Verdad y Justicia en conmemoración al 24 de marzo, Máximo Kirchner cargó contra la Ciudad de Buenos Aires. En concreto, el dirigente de La Cámpora cuestionó que el electorado porteño «tiene tendencia a votar a los que quieren ocultar lo que pasó en la dictadura». Esto no cayó nada bien y Felipe Miguel junto a Fernán Quirós le respondieron.

El ministro de Salud porteño reconoció que le da «mucho dolor» las palabras del diputado del Frente de Todos. En este mismo sentido, exigió «respetarnos de la manera más apropiada, en especial en el ámbito de la democracia y en el ámbito de la expresión popular. La sociedad siente, quiere y prioriza», resaltó el funcionario. A su vez, advirtió que «hay limites que no se deben pasar» y decir eso es «pasar un limite que ningún argentino puede aceptar».

Por su parte, el jefe de gabinete de la Ciudad de Buenos Aires fue un poco más contundente. En diálogo con Radio Rivadavia, Felipe Miguel definió como «un disparate más» los dichos de Máximo Kirchner y habló sobre qué votan los porteños. «Para que las escuelas estén abiertas, para que haya escuelas bilingües, que haya inglés desde el primer grado, que no haya vacunatorios VIP. Por eso votan los porteños, no votan por ideologías«, aseveró.

Por último, el funcionario contraatacó al líder de La Cámpora, a quien acusó de «nunca haber gestionado nada» y que a raíz de eso «piensa con ideología y piensa que solo a él se le ocurren«. En este mismo sentido aclaró, según NA, que «en la Ciudad de Buenos Aires, tanto los porteños como los que gobiernan estamos en contra de la dictadura«.

Ciudad de Buenos Aires en medio del conflicto

Durante el pasado jueves, la Ciudad de Buenos Aires fue el escenario de un conflicto dentro del oficialismo. Lo que sucedió es que las dos facciones del Frente de Todos marcharon divididas y entre funcionarios se criticaron. El peronismo acompañó a Alberto Fernández mientras que el kirchnerismo duro estuvo del lado del hijo de la vicepresidente que está cada vez más dispuesto a dividir el partido.