Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Vladimir Putin

MUNDO

Cómo fue la infancia de Vladimir Putin, el líder ruso que atemoriza a toda Europa

Los detalles de su niñez, el problema con su estatura y la necesidad de mostrar su fortaleza física.

<

La invasión de Rusia a Ucrania liderada por Vladimir Putin lleva a preguntarse cómo es en lo personal el presidente ruso. En ese sentido, Inés Capdevilla, periodista del diario La Nación especializada en política internacional, precisó que «es un hombre al que no le gusta mostrar debilidades» y por lo tanto, sostuvo que «se guarda mucho lo que está pensando» porque «cree que si su interlocutor sabe lo que está pensando es una señal de debilidad».

En diálogo con LN+, la comunicadora aseguró que «sabe controlar y manipular perfectamente la información» y resaltó que «es muy tolerante con el riesgo». Sobre todo cuando el riesgo es alto, puede manejar y convivir con ese nivel de riesgo sin inmutarse». En esa línea, marcó que son «características que vienen de su infancia. Putin tuvo una infancia bastante sufrida».

«Sus padres eran muy pobres. Nació en el 50 en Leningrado, que hoy es San Peterburgo», precisó y recordó que «las ciudades rusas habían sufrido mucho el estrago de la segunda guerra mundial». «Los rusos sufrieron mucho el hambre y sus padres eran de las clases más pobres», indicó y agregó que «también fue una infancia muy solitaria porque no tenía hermanos. Además sus padres habían perdido dos hijos».

El problema de Putin con su estatura

«Otro dato que siempre lo marcó es su estatura», aseveró y detalló que «es muy pequeño, mide 1.70». Por lo tanto «con una infancia pobre y sufrida y al ser maltratado en las escuela y en el barrio, la fortaleza física fue la manera de superar todo esto», sostuvo y en consecuencia, resaltó que «se trató de una especie de revancha de su infancia».

«Lo vemos muy seguido a Vladimir Putin con el torso desnudo o yendo a judo», marcó y aclaró que «la fuerza física no es solo un mensaje para sus interlocutores sino que también es un mensaje a su infancia por todos sus sufrimientos». Al ser consultada acerca de si existen semejanzas entre Putin y Hitler, la periodista subrayó que «a mí esas comparaciones, que se saltean períodos de la historia, no me parecen muy acertadas».

No obstante, afirmó que «ambos tuvieron infancias muy sufridas» pero remarcó que «no necesariamente eso deriva en Putins y Hitlers». A su vez agregó que «hay ciertas analogías en el proceso que derivó en la segunda guerra mundial y en el proceso que derivó en la invasión de Ucrania». «Son, la violación del acuerdo de Munich, firmado por Hitler y la toma de Checoslovaquia. Es un poco lo que se está reproduciendo ahora».

Las mujeres de Vladimir Putin

«Es muy difícil retratar la vida íntima de Putin» porque «es muy poca la información que hay», aseveró Capdevilla. En ese punto, señaló que «el Kremlin tiene todo un departamento destinado a manejar la vida íntima de Putin y su imagen de superhombre». Contó que «se casó, tuvo dos hijas y luego de 20 años se divorció». Casi no se conoce el rostro de su exesposa. Hay dos o tres fotos de Putin con ella», indicó.

«Después tuvo una historia con una bailarina rusa con la que habría tenido un hijo», remarcó. Sin embargo hizo hincapié en que «sobre la vida personal de Putin son todos rumores». Acerca de su salud, Capdevilla aseguró que «la salud es un tema» y recalcó que «estuvo muy aislado por la paranoia que le tiene al Covid «

«Incluso está bajo el efecto de los esteroides» porque «tiene un dolor de espalda casi permanente». Por eso, «es que se le ve la cara bastante hinchada y los ojos chicos casi achatados», explicó y añadió que «estos dos años estuvo encerrado sin contacto con nadie. De hecho si un funcionario necesitaba hablar con él tenía que hacer 15 días de aislamiento para una reunión de cinco minutos».

«En esos dos años, de encierro y soledad, Vladimir Putin se la pasó hurgando las bibliotecas del Kremlin buscando los mapas de la vieja Europa», resaltó con el objetivo de «trazar, lo que él creía que debían ser, los límites de la nueva Rusia». «En esos límites, en la Rusia del medioevo, Rusia era efectivamente una unión con Ucrania», explicó y subrayó que «eran límites extensísimos».