Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

Denuncian que las tropas de Rusia secuestraron a un funcionario de Ucrania: ¿de quién se trata?

Un dirigente ucraniano fue secuestrado por rusos según denuncian y temen porque esta tendencia se prolongue.

<

En el día de hoy, el Gobierno de Ucrania informó en uno de sus partes sobre la guerra que inició Rusia que uno de sus funcionarios fue secuestrado. Esto lo definen como un «crimen de guerra» y exigen que el mundo reaccione «de inmediato» frente a esta situación que están viviendo. Si bien Volodímir Zelenski reitera sus pedidos a la OTAN de que tome cartas en el asunto, aún no hubo una respuesta firme.

El encargado de dar esta información fue el ministro del Interior ucraniano, Anton Geraschenko, quien anunció que Ivan Fedorov, alcalde de Melitópol. Según explicó, se negó a colaborar con las fuerzas invasoras y decidieron tomar medidas represivas contra él. Ante esto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de dicho país lanzó un llamamiento a la comunidad internacional para reaccionar.

De acuerdo a lo mencionado con Gerashchenko, unas diez personas ingresaron a edificios estatales y le pusieron una bolsa en la cabeza al alcalde. Ante la resistencia, lo llevaron con rumbo desconocido. Además denuncian que «han estado lanzando ataques con misiles y bombas contra instalaciones e infraestructuras civiles en Ucrania, incluidos hospitales y escuelas».

Esta misma cartera remarcó que el ataque ruso «va acompañado de graves violaciones de las normas y principios del derecho internacional, incluido el derecho internacional humanitario, comisión de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, así como otras violaciones de los derechos humanos», según difundió NA.

Por último, el ministro adelantó que «los culpables de cometer este y otros crímenes serán plenamente responsables» de la postura que tomaron para en un futuro ser juzgados. Mientras tanto, el avance ruso continúa en busca de poder tomar la ciudad de Kiev para desarticular al gobierno ucraniano. Por ahora, se encuentran a 15 kilómetros de la capital y los bombardeos son constantes.