Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Congreso

SOCIEDAD

Disturbios en las afueras del Congreso: ¿quién es el hombre que arrojó una bomba molotov a la policía?

El policía que protegía el Congreso se recuperó en un hospital. Mientras tanto, siguen cayendo los violentos de la manifestación.

<

La Justicia detuvo con prisión preventiva al hombre que tiró una bomba molotov a la policía de la infantería en las afueras del Congreso mientras se debatía el acuerdo con el FMI en Diputados. El detenido seguirá en la misma situación hasta que se inicie el juicio por «atentado contra la Autoridad», ¿Quién es el acusado que sorprendió a las fuerzas de seguridad?

«Le dieron prisión preventiva al hombre molotov, porque la justicia determinó que tiene suficientes pruebas para no dejarlo salir y que continúe detenido todo el proceso hasta llegar a juicio», señaló una cronista en La Nación+. El sospechoso fue identificado como Julián Claudio Lazarte y se sabe que tiene 31 años y trabaja como carnicero.

El acusado tiene antecedentes penales por hurtos y daños en otras manifestaciones, por lo tanto, no es la primera vez que realiza ataques violentos contra la autoridad. Se lo culpa de haber sido quien preparó y arrojó la bomba que incendió parte del cuerpo de un efectivo de la Policía de la Ciudad. También, se detuvo a otros dos hombres que ayudaron a preparar el explosivo.

¿Qué encontró la policía en la vivienda del acusado tras los hechos del Congreso?

En la vivienda se le encontraron elementos que vinculaban al sospechoso con la agrupación social y política conocida como Movimiento Teresa Rodríguez (MTR). Se lo pudo identificar como el autor material del hecho violento, porque en una de sus manos posee un tatuaje con forma de flor. Los videos de las manifestaciones captaron el dibujo y le facilitó a la policía el allanamiento.

Lazarte vive en en la localidad de Libertad, partido de Merlo de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, la policía lo encontró en Quilmes. Por otro lado, el violento es beneficiario de un plan social, el cual fue dado de baja tras los hechos públicos en las afueras del Congreso. Mientras tanto, la Justicia continúa investigando a las personas que arrojaron piedras sobre el despacho de Cristina Kirchner.