Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Corrientes

SOCIEDAD

El fuego no para: se registraron focos activos de incendios forestales en Corrientes

Cuáles son las zonas que se vieron afectadas y qué medidas tomaron las autoridades.

<

Cuando se pensaba que el fuego para Corrientes había quedado atrás, hoy la provincia litoreña contabilizaba dos focos activos de incendios forestales, según comunicó el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), que se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, liderado por Juan Cabandié.

En esa línea, acorde con el informe del día de hoy que elaboró la entidad y que difundió Telam, el fuego en el territorio correntino se encontraba presente en la zonas de Caá Catí y de Ituzaingó. Frente a ese panorama, el organismo puso en marcha tres aviones hidrantes, que salieron desde las localidades de Mercedes, Concepción y Apóstoles, ubicadas en Misiones.

Al mismo tiempo, la institución puso a disposición de la gestión correntina medios aéreos y brigadistas. En paralelo, el fuego en el área de Aluminé en Neuquén y en el Complejo Lago Martín, situado en Bariloche, Río Negro, lograron ser «contenidos», lo cual significa que si bien siguen activos, la labor de los brigadistas en ambas zonas pemitió frenar el avance de las llamas.

La reaparición de los incendios en suelo correntino fue un tema que se viralizó en las redes sociales. «El foco de incendio en Lomas de Vallejos, Corrientes sigue consumiendo toda la vegetación de la zona», advirtió una mujer y recalcó que «ya van 3 días que el foco se encuentra activo». En consecuencia, «son muchos los animales que se desplazan escapando del fuego desde ciervos, carpinchos, ñandú, entre otras especies», subrayó.

En la misma sintonía, una mujer publicó un video y escribió: «La fauna intentando escapar de los incendios con quemaduras en lomas de Vallejos (Corrientes). Acto seguido apuntó contra Gustavo Valdés y aseguró que «acá señores los incendios siguen y el gobernador ni habla de eso». El fuego, que comenzó en enero de este año, arrasó con más de 900.000 hectáereas. Luego el 28 de febrero llegó la lluvia y permitió restaurar el 80% del territorio, pero ahora las llamas volvieron a amenazar a la provincia.