Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gobierno nacional

POLÍTICA

El Gobierno nacional defendió al adiestrador de Dylan a través de la red social de la mascota

Utilizaron el Instagram de Dylan para cruzar a los medios y defender a Ariel Zapata.

<


La semana pasada se dio a conocer que el adiestrador de Dylan había sido nombrado en un cargo del Ministerio de Seguridad de la Nación. El Gobierno nacional se encargaron de desmentir que haya amaestrado al perro de Alberto Fernández. Lo hicieron a través de la cuenta oficial de Dylan. Sin embargo, el posteo está lleno de contradicciones que se habían dado con anterioridad al nombramiento.

Ariel Zapata es el hombre en cuestión. Él fue uno de los que visitó la Quinta de Olivos durante la cuarentena estricta que había impuesto el Presidente. Pese a que ningún ciudadano tenía el permiso de salir, salvo «personal esencial», el profesional en adoctrinamiento canino iba a la residencia presidencial. En los registros oficiales, se contabilizaron 33 ingresos en pleno confinamiento.

Aunque hay documentación y se está llevando una causa judicial por el incumplimiento del decreto establecido por el Jefe de Estado, en Casa Rosada intentaron desmentirlo. Lo más polémico de la cuestión es que utilizaron el Instagram que tiene Dylan para contradecir la información: «Le pregunté a Alberto si lo conocía y me dijo que no«, indica una parte del posteo.

«Le pregunté al doctor Romero si lo conocía y me dijo que lo acompañó una vez para tratar bien a Prócer, mi hijo mayor. Yo nunca fui adiestrado. Alberto me enseñó a sentarme y quedarme quieto cuando me dice «quedate». En conclusión: pobre señor este supuesto adiestrador mío. Me dio un buen consejo gratis y lo escrachan de este modo», sostiene la publicación que tiene al perro presidencial como protagonista.

Aunque Dylan haya tratado de encubrir a Zapata, el archivo lo condena. El mismo adiestrador había asumido que concurrió a la Quinta de Olivos porque lo mandó el doctor Romero. El objetivo era ayudar a que no se peleen padre e hijo. Zapata, aparte, avisó que lo había hecho gratuitamente. También Aníbal Fernández reconoció que fue quien ayudó al comportamiento de la mascota del mandatario.