Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
empleo

SOCIEDAD

En los últimos seis meses se duplicó la cantidad de cartoneros por falta de empleo

Muchas personas se quedaron sin trabajo y tuvieron que volcarse a esta actividad.

<

«En los últimos seis meses se duplicó la cantidad de personas que se dedican al cartoneo» en la ciudad y provincia de Buenos Aires por la falta de empleo. El dato fue dado a conocer hoy por Eduardo Feimann, quien sin quedarse callado y apelando a la ironía sostuvo que «lo mismo de siempre con este Gobierno, los Gobiernos kirchneristas, aman tanto a los pobres que los multiplican».

Esta mañana en el programa y Alguien tiene que decirlo de Radio Mitre, el movilero, Rodrigo Jorge explicó que si bien «hay gente que trabaja hace añares en esto, mucha otra se ha incorporado en el último tiempo, producto de la crisis económica y social» y detalló que «estuvimos recorriendo varios galpones en Constitución que funcionan como lugares de depósitos. Ellos dejan los carros acá, se los alquilan para dejarlos, lo que significa que tienen que pagar por dejarlos en estos lugares».

En cuanto al trabajo en sí, remarcó que «recolectan durante todo el día» e indicó que «hay dos turnos grandes de trabajo, el primero de siete de la mañana a dos de la tarde y el segundo de cinco de la tarde a diez de la noche» y agregó que «la hora pico, en la que más recolectan, es a las siete de la tarde cuando la gente saca la basura». «Los barrios a los que más van son Palermo, Recolecta, donde hay polos gastronómicos», puntualizó.

Respecto a los precios, contó que «el kilo de cartón se paga entre 25 y 30 pesos. El cobre, $1.100 y el bronce, $850» y recordó que es «por eso, que se roban los bronces de los porteros eléctricos. Estaba pasando mucho en Palermo, Recoleta y Caballito». Acto seguido, Rodrigo dialogó con Mariano, un hombre que hace dos meses que se dedica al cartoneo porque se quedó sin empleo.

«Laburaba en un galpón, tenía que cargar las cosas que compraban. Después vi lo que hacían los cartoneros y me di cuenta que me convenía más salir a mí con el carro que estar laburando 12 horas ahí adentro», aseveró y precisó que «en Capital, el cartón lo pagan entre 18 y 25 pesos. En Provincia sí lo pagan $30». Además, contó que «tenía una parrilla, vendía choripanes, pero al subir todos los precios, me clavaba con un montón de mercadería y no tengo la plata para clavarme».

Acerca de cuánto dinero recauda con el cartoneo, detalló que «juntó entre 2.500 o 3.000 pesos» y añadió que «si es un día malo, $1.700, pero si es un día bueno, me llevó 8.000 pesos o más también». Por último, señaló que «vive en Quilmes, pero que viene a cartonear a la ciudad de Buenos Aires». Ante estas palabras, el movilero hizo hincapié en «que el testimonio de Mariano se replica en muchos otros» y recalcó que «Mariano me contó que se encuentra con mucha gente que está inmersa en las drogas».

«Hay que dignificar» el empleo del cartonero

Frente a este panorama, Feimann se comunicó con Pablo Chena, director nacional de la Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, quien reconoció que «hay que ir dignificando la tarea» del cartoneo con el objetivo de avanzar hacia «un esquema de derechos y de modelo productivo». En ese sentido, aseguró que «el empleo como la gente sería el trabajo en una empresa» y destacó que «a través del registro nacional de trabajadores de la economía popular tenemos unos tres millones de trabajadores».

En ese momento, sin quedarse callado, el periodista le dijo que «es un Gobierno que le encanta el pobrismo» en clara referencia a la gestión de Alberto Fernández. Ante esos dichos, el funcionario respondió que «es una realidad que hay que verla, no tenemos que ocultarla» y sostuvo que «lo que multiplica la pobreza en Argentina es la falta de generación de empleo sumado a una inflación elevada». Para concluir, aseguró que «la realidad de los cartoneros es una realidad que existe, nosotros los registramos y luego intentamos darle una salida laboral».