Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

En sulky, guitarreando, atajando y catando cerveza: los excéntricos videos virales de Alberto Fernández

Algunos son de la campaña electoral de 2019 y otros, con él como Presidente de la Nación.

<


Las reacciones tras el video de Alberto Fernández irrumpiendo en una clase de aquagym no tardaron en llegar. Es por eso que en El Intransigente, traemos un repaso de los excéntricos videos virales del hoy Presidente de la Nación. Desde el día que guitarreó junto a Natalia de la Sota en plena campaña de 2019 hasta cuando se lo vio paseando en sulky en Tucumán, atajando penales en la Costa Atlántica y catando cerveza en Olivos y en una recorrida barrial.

En sulky. En octubre del año pasado, Alberto Fernández visitó Tucumán para inaugurar la Fábrica de Dulces Regionales de Simoca. En ese marco, al Presidente se lo vio paseando en sulky (un vehículo de tracción a sangre) para luego ingresar al predio fabril. Las imágenes rápidamente trascendieron en las redes sociales y medios de comunicación y generaron gran controversia.

Desde el carro dirigido por un caballo, el mandatario manifestaba a la prensa local: “Es una gran alegría estar en Simoca. Ver nacer una industria, una empresa, que da trabajo a los vecinos. Es lo que necesitamos para que la Argentina se desarrolle. Que empecemos a construir fuentes de trabajo, en el lugar donde vive, en este caso, la gente de Simoca”. “Estar en Tucumán es una alegría. Me recibieron con un amor enorme. Me honra que me reciban así”, sintetizó.

Guitarreando. No fue la primera, ni la única, ni tampoco será la última. En el marco de la campaña electoral de 2019, el entonces candidato a Presidente Alberto Fernández se reunió con Natalia de la Sota, actual legisladora nacional por Córdoba e hija del fallecido gobernador de esa provincia.

Juntos, reversionaron la canción “Solo se trata de vivir” de Lito Nebbia, la cual Fernández acompañaba con los acordes de su guitarra y en algunos tramos, entonando las estrofas previas al estribillo, y afianzaron su alianza para los comicios. Luego, De la Sota se arrepentiría de la estrategia.

Catando cervezas. Ya como jefe de Estado, Fernández cató una cerveza personalizada por Eduardo ‘Chacho’ Coudet, exfutbolista y actual entrenador de Celta de Vigo (España). El momento lo compartió en sus portales oficiales para agradecerle por las latas que le mandó, personalizadas con su rostro y el de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Un año después, durante la campaña para las elecciones legislativas, Fernández realizó recorridas barriales para mostrarse más cerca de la gente. En una de ellas, probó “la cerveza artesanal de Julián” y les pidió a los vecinos de una localidad del conurbano bonaerense que la “prueben, que está buena”.

Atajando penales. A mediados de febrero, en medio del auge de los incendios en Corrientes, a Fernández se lo vio atajando penales en una playa de Mar de Ajó. La escena fue totalmente distendida. Unos jóvenes lo invitaron y él se animó. La diputada Victoria Tolosa Paz hizo de árbitro. “Dale espacio que tiene que patear”, dijo la legisladora al público, cuando Fernández se disponía a atajar. Antes, el jefe de Estado había pateado resultado positivo: metió el gol. Pero cuando le tocó ir al arco se tiró al palo izquierdo, el elegido por el shooter, pero la pelota entró.

En medio de una clase de aquagym. “Creo que no se esperaban que apareciera en la clase de gimnasia acuática del Polideportivo Tierras Altas, Tortuguitas”, publicó el mandatario en su perfil Twitter, y allí se puede ver el video de éste apareciendo mientras un nutrido grupo de mujeres realizaba aquagym la piscina del polideportivo de Tortuguitas, donde minutos antes le declaraba la “guerra” a la inflación.

En un primer momento, el jefe de Estado aplaude al compás de las mujeres, y luego, se acerca al borde de la pileta para saludar a todas las alumnas. Incluso hasta se lo escucha pedir que no lo tiren al agua. Lo paradójico es que el posteo llegó 30 minutos después de que se confirmara la inflación de febrero (4,7%), la más alta desde marzo del año pasado (4,8%).