Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Estados Unidos

MUNDO

Estados Unidos reconoció que fabrican armas bacteriológicas en Ucrania: el antecedente de la viruela

Ante el reconocimiento de esta arma por medio de bacterias, el recuerdo de la viruela reaparece como advertencia.

<

En la tarde de hoy, la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, admitió que su país está fabricando armas bacteriológicas en Ucrania para detener el avance de Rusia. Esto había sido denunciado por parte del gobierno de Vladimir Putin el pasado domingo con pruebas correspondientes y ante la presión de China y del comité de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano, lo confesaron.

«Ucrania cuenta con instalaciones de investigación biológica, de las que, de hecho, nos preocupa que las tropas rusas puedan intentar hacerse con el control. Estamos trabajando con los ucranianos en cómo pueden evitar que cualquiera de esos materiales de investigación caiga en manos de las fuerzas rusas, en caso de que se acerquen», explicó la funcionaria según Télam.

Sin embargo, Estados Unidos sigue aclarando que todavía no llegaron a fabricar ningún arma de esta índole, las cuales pueden ser seres vivo, virus o productos tóxicos usados con el fin de producir la muerte o incapacitar a personas u otro tipo de seres vivos, como animales o plantas. Un claro ejemplo de esto que sirve para medir sus consecuencias es la viruela.

¿Se puede repetir? la viruela, la primera arma biológica

El primer caso de viruela se estima que ocurrió en India hace más de 3.000 años. Sin embargo, durante la Guerra de los Siete Años entre Reino Unido y Francia se utilizó como arma biológica. En concreto, el general Jeffrey Amherst entregaba mantas infectadas intencionalmente con dicho patógeno a las tribus indias que colaboraban con las tropas francesas.

Cabe destacar que las tribus de aquel entonces no contaban con anticuerpos para resistir a la viruela, la cual a día de hoy se sigue considerando mortal en ciertos casos de gravedad. En cambio, para los europeos era algo controlable aunque también tuvo sus consecuencias que podrían repetirse teniendo en cuenta los planes de Estados Unidos en Ucrania.

Perdieron el control

En aquel entonces, el ejército del Reino Unido perdió el control de la contagiosidad del virus y terminó generando una epidemia que puso en alerta a todo el mundo, más aún en medio de una guerra. Recién en 1980 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la consideró erradicada de manera natural, por lo que desde los laboratorios se puede seguir creando. Se espera que ante reconocimiento estadounidense no usen este método para frenar el avance de las tropas rusas.