Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

Éxodo: por qué Polonia es un país clave para preservar la vida de los ucranianos en medio de la guerra

Cerca de 2 millones de personas huyeron hacia esa nación.

<

Más de 3 millones de personas se vieron obligadas a abandonar Ucrania a raíz de la invasión rusa y uno de los destinos que más refugiados recibe es Polonia por su próximidad territorial y por la hermandad histórica que comparte con los ucranianos. En ese marco, Francisco Javier Sanabria, embajador español en el territorio polaco, precisó que «al día de hoy son más de 1.800.000 los ucranianos que han cruzado solamente a Polonia».

Esta mañana en diálogo con LN+, el diplomático anticipó que «sin duda entre mañana y el viernes serán más de 2 millones» y en consecuencia, hizo hincapié en que «Polonia necesita ayuda». Al ser consultado sobre qué decisiones políticas están tomando los Gobiernos de Europa en cuanto a la guerra, el funcionario no dudó y aseveró que «más que acciones políticas, acciones materiales».

En ese sentido indicó que «España está brindado ayuda en aviones, en autobuses, en alimentos, en ropa y en medicina que viene a Polonia y cierta parte logra cruzar a Ucrania de la mano de nuestros amigos polacos» y agregó que «además estamos llevando ucranianos a España. Al día de hoy, la estimación que tenemos es que ya son más de 2.000 los que están en España en aviones privados por tierra».

«La mayoría son mujeres y niños», detalló y remarcó que «en el caso de los menores nos fijamos que estén bien documentados, eso es una cosa muy importante, para que tengan la protección especial que necesitan». Además, añadió que «también 250 ucranianos fueron llevados a Madrid». Ante este escenario, Luis Majul, conductor del programa rescató que «un dato positivo es la unidad de Europa».

«Se sienten más unidos que nunca, me dicen autoridades, diplomáticos, europeos que yo conozco», destacó al tiempo que hizo hincapié en que «luego está si son capaces de responder a la guerra» y sin dudar, sostuvo que «aparentemente no». Debora Plager, periodista del ciclo, marcó que «el embajador no sé si no entendió o no quiso involucrarse más. Cuando yo le pregunté que acciones políticas podían hacerse, me refería a algo más que repartir comida y dar documentos».