Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Fractura del Gobierno: ¿Cristina Kirchner abandona el Ejecutivo o impulsa la salida del Presidente?

La exmandataria y su entorno insisten en que la apedreada a su despacho fue un ataque perpetrado y apuntan contra el silencio de la gestión de Fernández.

<


El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) condujo a una pelea interna sin precedente y de no retorno en el seno del Frente de Todos. Tras la media sanción en Diputados y el ataque al despacho de la Vicepresidenta de la Nación, La Cámpora y la Cristina Kirchner lanzaron fuertes mensajes contra la administración de Alberto Fernández. Qué hay detrás de la pelea de la Casa Rosada y el plan de la exmandataria

«No se puede pensar que uno es más que quien conduce, en este caso el Presidente de la Nación. ‘Si no le gusta, sáquense la camiseta, perderemos un voto’, decía Perón», lanzó ayer el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, el encargado de conducir la defensa del Jefe de Estado ante los micrófonos. La cita refiere a una de las últimas intervenciones de Juan Domingo Perón antes de dejar el sillón y tenía como destinatario a la Juventud Peronista, hoy encarnada en el espacio que conduce Máximo Kirchner.

La advertencia tardó apenas segundos en llegar a la vereda kirchnerista del Gobierno, desde donde replicaron con fuertes intervenciones públicas. Por un lado, el dirigente de La Cámpora y vocero no oficial de la exmandataria,  Andrés «El Cuervo» Larroque, dijo que  «estamos viviendo una peligrosa autoproscripción en el Frente de Todos», y que «ni siquiera ocurrió algo así el 19 y 20 de diciembre de 2001».

En este sentido, el dirigente de La Cámpora le exige al presidente un «posicionamiento público» en contra de los agresores. En este sentido, el ministro recordó que «cuando hubo un ataque al Grupo Clarín, que repudiamos como organización, el presidente y el ministro de seguridad lo repudiaron rápidamente. Ahora nos llama mucho la atención» que no suceda lo mismo con el ataque a la exmandataria. Larroque habló personalmente con el Presidente y le dejó un lineamiento claro: “No podemos dejar pasar esto. Hay un mensaje al atacar a Cristina, es de carácter mafioso”.

La palabra de Cristina Kirchner

En paralelo, la propia Cristina Kirchner compartió en sus redes otro video marcando una línea de tiempo de los incidentes en el Congreso, pero la bomba la tiró en el texto que acompañaba el contenido multimedia. “(Fue un) ataque a la Vicepresidenta de la República Argentina que alguien planificó y mandó a Ejecutar. Grave”, expresó. Desde el Ministerio de Seguridad subrayaron que sospechosos fueron identificados con un «software» de la cartera que vinculó sus rostros con sus datos personales y domicilios. 

A las personas detenidas se les abrió un informe y un sumario para avanzar con la causa. En tanto, precisaron que la investigación está “muy avanzada” y que se está trabajando en “esclarecer los hechos”. Sin embargo, insistió La Cámpora, el Gobierno de Alberto Fernández se mantiene “entre el silencio y la parsimonia” y remarcaron que el interés es conocer la cabeza que orquestó el ataque intencional contra CFK.

El argumento del magnicidio

La gran pregunta que se impone es si Cristina Kirchner está buscando una herramienta de peso como un magnicidio para justificar una salida del Gobierno o empujar al presidente Alberto Fernández”, anticipó la periodista Débora Plagger en LN+ y habló de una “utilización política de las piedras en su despacho”. En los discursos de la expresidenta suelen oírse advertencias de golpes blandos en su contra que, generalmente, carga contra la oposición o la Justicia. Sin embargo, esta vez el dedo parece señalar puertas adentro.

“Cristina necesita de un relato verosímil y trascendente contra su persona perpetrado desde la Casa Rosada”, continuó la comunicadora. Desde el entorno de Alberto Fernández hay “temor” por la avanzada de la exmandataria de la Nación y lo reflejó en la decisión de impulsar la suba en las retenciones al campo que generó un férreo rechazo opositor que podría condicionar el respaldo al acuerdo en el Senado.

Si bien son dos las lecturas sobre el fin de estos movimientos de la Vicepresidenta, la retirada del Ejecutivo parece un camino lejano cuyo principal argumento recae en la Justicia. El poder judicial avanza en las causas contra la Vice y es inminente que se conozcan fallos contra Cristina Kirchner, quien se mantendría en la Rosada como muestra de poder. Por lo tanto, la intención de los movimientos apuntaría al Jefe de Estado con quien parece haber dado por finalizada la alianza que le permitió al kirchnerismo volver al Ejecutivo en 2019.