Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Fátima Florez
Fátima Florez

ESPECTÁCULO

Fuerte acusación de Fátima Florez contra Fernanda Vives y Evangelina Anderson: «Maldades feas»

Dejó a todos con la boca abierta.

<

Realmente fuertísimo. Así fue lo que se vivió en «Intrusos«, el programa que lleva adelante Florencia de la V a través de la pantalla de América TV, debido al fuerte testimonio de Fátima Florez, la reconocida actriz y humorista. Sucede que a través de un móvil, apuntó sin tapujos contra Fernanda Vives y Evangelina Anderson, luego de un conflicto que se generó con la primera, en medio de la temporada de Mar del Plata.

«A mí me han hecho cosas muy serias, que yo no conté. Me hicieron cosas muy feas. Me han hecho de todo, maldades feas. Estábamos en una revista y ellas me escondían zapatos, me rompían plumas y brillos de los trajes», comenzó apuntando la imitadora revelando hechos de un conflicto que se inició en el año 2005, cuando trabajaban juntas.

Fue en ese momento, cuando apuntó contra Evangelina Anderson. «Se auto robó unos aros y me quería echar la culpa a mí, pero al final todos se dieron cuenta de lo que estaba haciendo… los aros aparecieron mágicamente después. Hoy yo me río, eran otros tiempos, esto pasó hace muchos años donde naturalizábamos ciertas situaciones», señaló Fátima Florez.

«Pensábamos que por recién arrancar nos teníamos que bancar algunas cosas. Creo que nadie le tiene que faltar el respeto a nadie. A mí me cargaban con algo que no es un insulto para mí, pero yo venía de trabajar en Perú y ellas me decían que yo era peruana como si fuera un insulto. Yo podría haber contado todo esto y tener mis cinco minutos de fama», disparó

«Pero nunca fui por ese lado, las peleas me hacen daño. Yo creo que las dos se potenciaban. A veces me sacaban charla para que yo me distraiga y no llegue a mis escenas en la obra. Ellas eran las dos manzanitas que pudrían todo el cajón. Nunca me pidieron perdón, después se hacen las grandes señoras pero tienen un currículum», arremetió Fátima.