Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Generación Zoe

SOCIEDAD

Generación Zoe: reapareció Leonardo Cositorto e involucró a Viviana Canosa dentro de su negocio

El líder de Generación Zoe sigue prófugo de la justicia y admitió que “no se va a entregar”. Tiene pedido de captura internacional.

<

Leonardo Cositorto, protagonista de la supuesta estafa piramidal más grande de la Argentina, reapareció luego de semanas sin dar declaraciones a la prensa. Pese a que intervino la Justicia, AFIP y la Comisión de Valores para hacer los allanamientos, el CEO de Generación Zoe sigue negando los delitos por lavado de dinero y estafa. A su vez, redobló la apuesta e involucró a Viviana Canosa dentro de su negocio.

 «Nosotros ayudamos a mucha gente, pero para muchos lo que hacemos es lavado y no es así, yo me voy a seguir defendiendo», sostuvo Cositorto en entrevista con Jorge Rial, por Radio 10. Ante esto, ratificó que “no se va a entregar” hasta que su abogado, Miguel Pierri, se lo recomiende. Con respecto a sus socios, la mayoría de ellos en la cárcel, dijo que “es una vergüenza que haya personas detenidas por esto”.

“Atacan a una empresa que daba educación a las personas. Nosotros generamos mucha riqueza en Argentina”, alegó. Para eso, no solo hizo mención de otra empresa, a la que sí acusó de realizar administraciones irregulares, sino que calificó como traidores a personas de su entorno. Con Gaby González, uno de los oradores de Generación Zoe, tiene una relación tensa por “no girarle ni 100 pesos argentinos”.

El vínculo de Viviana Canosa con Generación Zoe

Por otro lado, negó cualquier vinculación con el escenario político, excepto con el exintendente de Quilmes, Martiniano Molina, pero sí reconoció que financió algunos programas televisivos a cambio de publicidad y para salir al aire. Uno de ellos es el de Viviana Canosa. «Hay gente que te invita y hay gente a la que tenés que pagar«, explicó. Para la entrevista puntual que tuvo con ella, en donde Canosa hasta lo elogió, “pagó entre $250.000 y $500.000”.

«Cualquier publicidad, cualquier zócalo tenes que pagar, pero yo no invertí nada, los otros invirtieron 600 000 dólares para hacernos desaparecer», detalló. Además, agregó cómo los medios de comunicación “mienten” sobre la empresa, cuando se hizo presuntamente responsable de devolverle la inversión a la gente que confió en sus palabras.

De esta manera, apuntó contra todos los poderes por frustrar el supuesto plan de invertir en “educación inteligente”. «En Argentina atacan a una empresa que daba educación a las personas… nosotros generamos mucha riqueza en Argentina, estábamos levantando escuelas en Pilar, es una vergüenza que haya personas detenidas por esto», expuso.

Investigación actual

La fiscal que investiga el caso en la localidad de Villa María, Córdoba, desmintió el lunes a Cositorto. Juliana Companys afirmó que la empresa ejecutaba «una estafa de manual» sobre la que «hay pruebas lapidarias». El pedido de captura internacional está a cargo de Interpol, y se cree que Cositorto podría andar por alguno de los países centroamericanos, tales como Colombia o República Dominicana.