Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Julio Conte Grand

POLÍTICA

Gestapo antisindical: Pablo Moyano denunció penalmente a Julio Conte Grand

El dirigente de la CGT complicó más a Julio Conte Grand por la causa de la Gestapo macrista.

<


La causa de la Gestapo macrista sigue vigente. La mesa judicial donde se reunían funcionarios, empresarios y agentes de la AFI, continúa su investigación. El fin de ese grupo era armar causas y perseguir a sindicalistas. En ese contexto, Pablo Moyano presentó una denuncia contra el Procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, quien ya forma parte de la causa por ser miembro de la persecución.

«Venimos a denunciar la existencia de una organización de tráfico de influencias creada entre los años 2016 y 2017. Estaba estructurada dentro del ámbito de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires con la asistencia y colaboración de funcionarios pertenecientes al área del Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires», explicó Pablo Moyano a Télam.

Uno de los líderes de la CGT, presentó alrededor de 40 páginas. En el escrito detalló cómo se le armaron dos causas. «Instar denuncias falsas, generar testimonios mendaces mediante instigación, extorsión, amenazas y/o apremios, infiltrar en la defensa de personas detenidas a abogados pertenecientes contratados para influir en los testimonios falsos», explica una parte de la presentación.

Pablo Moyano apuntó directamente a Conte Grand porque «reiteradas veces hizo pública su intención de que los fiscales a su cargo lo detuvieran«. El mismo procurador, en TN, había afirmado públicamente en 2018: «Existen evidencias suficientes para que Pablo Moyano sea detenido», indicó. Luego de que se conoció que formaba parte de la «Gestapo» macrista, Moyano no dudó en denunciarlo.

Julio Conte Grand ya era investigado por la mesa judicial. Al Procurador lo acusan de plantar bases ilegales de la AFI en diferentes partes de los municipios bonaerenses. Su nombre también aparece en escuchas ilegales a cárceles a través de cableados instalados por la inteligencia.