Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gustavo Sylvestre

ESPECTÁCULO

Gustavo Sylvestre pidió la confiscación de ganancias a los productores: «Están ganando como nunca»

Gustavo Sylvestre acepta que el Estado le saque dinero a la fuerza a un sector que produce dólares para el país.

<

Gustavo Sylvestre, periodista y conductor de C5N, manifestó que las retenciones a la harina y el aceite de soja son necesarias para «garantizar» la comida en la mesa de los argentinos. En ese sentido, exigió que el Gobierno le saque del bolcillo a los productores un 3% de ganancias para suplir los posibles aumentos de precios y el desabastecimiento.

«En ningún momento hubo un comunicado oficial de suba generalizada de retenciones. El domingo la oposición empezó, por las dudas, a oponerse ante eventuales medidas que tome el Gobierno. Qué locura. Ni sabían lo que quería el oficialismo. La Mesa de Enlace es el brazo político del PRO«, sentenció Sylvestre en una editorial para Radio 10.

«Es increíble cómo (los medios opositores y la propia oposición) te van cambiando todos los días la realidad. En el 2018 cuando Mauricio Macri reimplantó las retenciones para todos los productos se tragaron el sapo. Ahora, que se está ante una situación de guerra entre Rusia y Ucrania que le está pegando al mundo no quieren. La inflación está creciendo en todos los países», indicó el exconductor de A Dos Voces.

«El Gobierno tiene que regular. Ellos (los máximos productores) tienen un 3% que vienen cobrando para los máximos productores retienen y que ahora se les va a sacar para garantizar lo mínimo en la mesa de los argentinos: pan, galletitas, fideos y aceite», remarcó el experiodista que trabajó más de 15 años en el Grupo Clarín.

«Frente a eso, ya empiezan a decir (los productores) no nos toquen el bolcillo. Tremendamente insolidarios y hay que dejarlo bien en claro. Están ganando como nunca», atacó Sylvestre justificando el robo de las ganancias de un sector. Luego, se contradijo: «Van a llegar muchas más inversiones a la Argentina, porque los fondos van a ir a países con más tranquilidad». Si esto fuese así, no estaría justificado la medida al campo.