Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Joe Biden

MUNDO

Joe Biden amenazó a Vladimir Putin con el respaldo de la OTAN: Rusia sigue avanzando

Frente al reciente avance ruso sobre diferentes ciudades ucranianas, Joe Biden amenazó a Vladimir Putin.

<

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se encuentra en Ucrania reunido con funcionarios del gobierno en medio del ataque ruso. Sabiendo de la peligrosidad del hecho y de la necesidad de que tomen medidas, el mandatario norteamericano amenazó a Vladimir Putin teniendo el respaldo de la OTAN por detrás de él, lo que causa aún más temor en Europa.

En concreto, el líder de la Casa Blanca le advirtió a su par ruso que «no piense siquiera en moverse una sola pulgada dentro del territorio de la OTAN». De no hacer caso a esto, Putin tendrá como respuesta «todo el poder colectivo» de la alianza en su contra y la situación mundial cambiará drásticamente. Por ahora el combate es únicamente entre rusos y ucranianos y de suceder un avance hacia otras naciones atacarán en conjunto según consignó NA.

Cabe remarcar que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, exigió que incluyan a su país dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte para que puedan unir fuerzas. Sin embargo, esto fue rechazado y Polonia colaboró con ellos permitiendo el ingreso de los refugiados sin requisitos. El resto de los países brindó ayuda humanitaria.

La desarticulación rusa según Joe Biden

Previo a un posible ataque militar, Joe Biden resaltó la importancia de haber sancionado a Rusia a tiempo. Esta medida, según él, favoreció a Ucrania y ahora permitió que Vladimir Putin no tenga tanto poder como esperaba. Se han «reducido los rublos a escombros» gracias a las «rápidas y severas» medidas aseveró el mandatario estadounidense.

Por otro lado, prevé que «la economía rusa no esté ni siquiera dentro de las 20 principales del mundo» en poco tiempo. Esto también representa un golpe duro para Putin puesto que sin el sustento económico es difícil poder seguir creciendo en su ataque militar además de que muchos países y empresas le cerraron sus fronteras. Más allá de esto, el presidente ruso continúa avanzando rumbo a Kiev.