Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jonatan Viale

ESPECTÁCULO

Kirchnerismo, piqueteros y caos: el análisis de Jonatan Viale sobre el acampe en la Avenida 9 de Julio

El periodista político y un curioso hallazgo al revisar el historial entre las partes en cuestión.

<

Jonatan Viale volvió a hacer de las suyas en la pantalla de La Nación +. En su habitual editorial de todas las noches, el periodista político analizó a fondo el acampe de movimientos sociales en la Avenida 9 de Julio y realizó un curioso hallazgo. “El kirchnerismo hace 20 años que viene sembrando piqueteros y hoy cosecha un caos total en la calle”, remarcó el hijo de Mauro Viale al revisar el historial entre las partes.

A modo de introducción, el periodista consignó: “La fábrica bíblica es: ‘Siembra vientos y cosecharás tempestades’ y en eso estamos. El kirchnerismo hace 20 años que viene sembrando piqueteros y hoy cosecha un caos total en la calle”. Ante lo cual, se preguntó: “¿Cómo fue que sembraron piqueteros? Hace 19 años Néstor Kirchner se hacía el tonto con los piquetes y los dejaba crecer. En lugar de combatirlos, los financió los fomentó y los cooptó”, señaló, basándose en declaraciones del expresidente en el programa de Mirtha Legrand.

En tanto, desde hace 48 horas, y por segunda vez en el mes, sobre la Avenida 9 de Julio, en pleno microcentro porteño, hay “30.000 personas durmiendo”, lo cual –comparó Viale– equivale a “media cancha de Boca (Juniors)”. Seguidamente, el analista comenzó a detallar la “logística” de la movilización, a saber: “75 micros, 125 carpas, 10 gazebos, 3.000 banderas, alimentos, baños químicos”.

De esta manera, Viale comenzó a responder su pregunta inicial. “Sembrar piqueteros significa que convertiste al estado en rehén de los movimientos sociales”, postuló, y planteó: “¿Cómo llegás a esta cifra?”. Sumando los distintos planes sociales vigentes (Sumar, AUH, tarifas sociales, tarjetas Alimentar, Pensiones no contributivas, Potenciar Trabajo, Progresar, Primera Infancia y Programas nacionales de empleo), el periodista concluyó en la cifra de 20.170.628.

Siguiente pregunta del hijo de Mauro Viale: “¿Cuánta gente aporta para bancar esto? 6 millones de personas. Es decir, 6 millones sostienen 20 millones. Inviable”, sostuvo, y consideró que, de esta forma, “entrás en una lógica perversa de ‘Dame más o corto’ que ya tiene 21 años”, lo cual el periodista llamó el “síndrome Kosteki y Santillán” porque “los gobiernos tienen pánico; no quieren un muerto en la calle”.

A partir de ello, insistió con que “el kirchnerismo, que gobernó 15 de los últimos 19 años, fomentó el caos, el desorden, la anarquía”. Y aseveró: “En Argentina puede pasar cualquier cosa porque la ley es opcional. Podés tomar una comisaría, una empresa, un terreno, la 9 de Julio, la Panamericana; podés tirar piedras… Y no pasa nada”.

Pero, continuó preguntándose Viale, “¿cuál es el mensaje que le baja el Gobierno a la sociedad? Cumplir la ley es para bol*dos. ¿Cómo le va en la Argentina al que viola la ley? Muy bien. ‘Corto la calle y me gano un plan’; ‘Tomo un terreno y me gano un subsidio’; ‘Robo una vacuna y no pasa nada’; ‘Robo una imprenta y me dan una pensión de $500.000’”, disparó, en alusión al expresidente Amado Boudou (condenado en la causa Ciccone y actualmente con libertad condicional), y remató: “Cuanto más violo la ley, mejor me va”.

No obstante, “si cumplo la ley, me va mal”, razonó el periodista político. “Me levanto temprano, trabajo 12 horas, estudio, me capacito, me perfecciono, respeto la ley, pago los impuestos, respeto las normas de tránsito, no me quejo, no corto la calle, no pido planes, gano $80.000 y no llego a fin de mes. Conclusión: no tiene sentido el mérito, el esfuerzo, el sacrificio, el talento, el estudio, el trabajo, el entrenamiento, la planificación”, lamentó.

A modo de conclusión, el hijo de Mauro Viale habló de un “cambio de valores” impulsado por el kirchnerismo, sintetizado en “no hace falta estudiar, esforzarse, trabajar, planificar; quemá la plata; quéjate; hacé un piquete, ruido, quilombo; tomá un terreno”. Como resultado, cerró el periodista, “tenemos 17 millones de pobres, 4 millones de argentinos viviendo villas y números de pobreza africana”.