Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
El catalán dejó en claro sus intenciones.

DEPORTES

La confesión de Guardiola sobre la chance de dirigir a la Selección Argentina: “Le pertenece”

El catalán dejó en claro sus intenciones.

<

Pep Guardiola en más de una oportunidad se mostró muy cercano al fútbol argentino y debido a su relación con Marcelo Bielsa entre otros, y en varias ocasiones se lo mencionó como un candidato para dirigir la Selección. En las últimas horas el catalán habló con el Diario Olé en un podcast, y allí le realizaron la gran pregunta: ¿tiene ganas de dirigir al conjunto albiceleste?

Claramente demostró cierto cariño por todo lo que tiene que ver con la Argentina, pero más allá de esto descartó completamente la posibilidad de hacerse cargo del conjunto nacional. “Ni me tantearon alguna vez para jugar en River ni me llamaron para dirigir la Selección Argentina. Sobre la Selección pienso que debe ser dirigida por un argentino. Le pertenece a un argentino ese cargo”, comentó en primer lugar.

Luego agregó: “Después, sí tengo costumbres y puntos en común. Hablamos la misma lengua, nos gustan cosas parecidas, amamos la vida, la comida, estar con amigos y gente querida, he entrenado a varios jugadores argentinos y tengo amigos que viven allí”, aseguró Pep, quien luego dejó bien en claro que no tiene intenciones de llegar a la Argentina.

“Creo que todos amamos los sitios en función de la gente que está allí y que te hace sentir a gusto. Después están Valdano, Cappa, César Luis Menotti nada menos, la literatura argentina es muy cojonuda… Seguramente vuelva a ir, de vacaciones, no a trabajar”, sentenció el entrenador del Manchester City, quien termina su contrato con el club inglés a mediados del 2023.

De esta manera, Guardiola prácticamente que descartó cualquier posibilidad de llegar a trabajar a la Argentina, lo que abre la pregunta a qué es lo que hará una vez que finalice su vínculo con el conjunto Ciudadano. En diferentes momentos dejó abierta la posibilidad para sumarse a una Selección donde el trabajo no es tan riguroso en el día a día. Por el momento ni él mismo sabe qué hará.