Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

La guerra entre Putin y los medios de comunicación: «Rusia no se da cuenta del impacto que esto podría tener»

En paralelo al conflicto bélico, tiene lugar otro enfrentamiento, el virtual.

La invasión de Rusia a Ucrania libró además del conflicto bélico en si, una guerra cibernética encabezada por Vladimir Putin contra los medios de comunicación. Uno de los ejemplos más recientes es que el Gobierno ruso «restringió el acceso a Facebook y Twitter» con el argumento de que esas redes sociales «discriminan a los medios de comunicación rusos».

A través de un informe presentado por el ciclo Intratables de América TV, Kiko Llaneras, periodista del diario español El País, explicó que «cualquiera puede colocar un video y hacerlo pasar por algo que no es» y por lo tanto, afirmó que «eso forma parte de la guerra digital del siglo XXI». En consecuencia, el programa aseveró que «todo se convierte en un arma masiva y de doble filo».

«Las fake news de la guerra se dispararon», aseguró y advirtió que «podrían llegar hasta niveles impensados». Ante la decisión de la administración de Putin de limitar las redes sociales, «Instagram comenzará a etiquetar las publicaciones de los medios estatales rusos con una advertencia», precisó y agregó que «también va a posicionar ese material mucho más abajo en el flujo de contenido».

«El objetivo es que sea mucho más difícil encontrar esto en la aplicación», indicó. Ante este contexto, Marcelino Madrigal, experto en redes sociales, recalcó que «la red rusa social VK está controlando todos sus contenidos» y por lo tanto, afirmó que «los videos que se ven ahí del conflicto son con cuentagotas y que convegan completamente al relato ruso».

«Todas las guerras dan mucho que hablar en materia tecnológica»

Por su parte, Joan Cwaik, especialista en tecnología estuvo en el piso de Intratables y aseguró que «todas las guerras dan mucho que hablar en materia tecnológica». En esa línea detalló que «hoy lo que tenemos es una guerra híbrida» porque «están los componentes tradicionales: aviones, tanques, soldados» y a la vez, «un terreno virtual», especificó.

En ese punto, hizo hincapié en que «hoy Rusia es el país más sancionado. Tiene más de 5.000 sanciones y una condena global» y sumó que «a través de la cuenta del Gobierno ucraniano se articularon muchas iniciativas vinculadas a la tecnología» al tiempo que consideró que «Rusia está invirtiendo más en misiles que en prensa». Es así, como «está dejando de lado lo que está pasando en el terreno virtual», marcó.

«Es una guerra de las compañías tecnológicas versus Rusia o de las redes sociales versus Rusia», sostuvo y advirtió que «Rusia no está teniendo en cuenta el impacto que está teniendo esto en un mundo tan globalizado y conectado». A modo de ejemplo, detalló que «hoy solamente entre el 8 y 10% de los rusos aceptan la guerra».