Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

La invasión rusa a Ucrania entra en su tercera semana

Más de dos millones de personas han huido de Ucrania y cientos han fallecido.

<

La guerra de Rusia en Ucrania entró este jueves en la tercera semana sin que se haya alcanzado ninguno de sus objetivos destruidos, a pesar de que cientos de personas han muerto, más de dos millones se han convertidos en refugiados y miles se han visto obligados a refugiarse en ciudades asediadas bajo un bombardeo incesante.

Ucrania dijo que Rusia estaba llevando a cabo un «genocidio» al bombardear un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol. Rusia dijo que estas informaciones eran «noticias falsas», ya que el edificio era un antiguo hospital de maternidad que hacía tiempo que había sido tomado por sus tropas.

Los objetivos declarados por Moscú de aplastar a los militares ucranianos y derrocar al Gobierno democrático prooccidental del presidente Volodímir Zelenski siguieron estando fuera de su alcance, con Zelenski impertérrito y la ayuda militar occidental fluye a través de las fronteras polacas y rumanas.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido manifestó este jueves que una gran columna rusa al noroeste de Kiev había avanzado poco en más de una semana y estaba sufriendo continuas pérdidas. Añadió que, a medida que aumentaron las bajas, el presidente ruso Vladimir Putin tendrá que recurrir a todas las fuerzas armadas para reemplazar las pérdidas, informó Reuters.

Putin ha dicho que el avance de sus fuerzas en Ucrania se estaba desarrollando según el plan y el calendario previsto. Rusia califica su incursión de «operación especial» para desarmar a su vecino y desalojar a unos líderes a los que califican de «neonazis».

Las sanciones lideradas por Occidente, servirán para apartar a la economía y al Gobierno ruso de los mercados financieros internacionales, también empezaban a hacer mella, con el mercado de acciones ruso y el rublo cayendo en picado y los rusos de a pie apresurándose a atesorar dinero en efectivo.

Hospital bombardeado

Zelenski acusó a Rusia de llevar a cabo un «genocidio» después de que las autoridades ucranianas anunciaran que la aviación rusa bombardeó el miércoles un hospital infantil, enterrando a los pacientes en los escombros, a pesar del acuerdo de alto el fuego para que la gente huyera de Mariúpol.

«¿Qué clase de país es este, la Federación Rusa, que tiene miedo de los hospitales, tiene miedo de las maternidades y las destruye?», expresó Zelenski en un discurso televisado a última hora del miércoles. «Así es como nacen las noticias falsas», dijo en Twitter Dmitri Polyanski, primer representante permanente adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas.

Rusia se había comprometido anteriormente a detener los disparos para que al menos algunos civiles atrapados pudieran escapar de Mariúpol, donde cientos de millas de personas llevan más de una semana asediadas sin agua ni electricidad. Ambas partes se culpan por el fracaso de la evacuación.

El gobernador de la región de Donetsk comentó que 17 personas resultaron heridas en el ataque. El organismo de derechos humanos de la ONU dijo que estaba tratando de verificar el número de víctimas en Mariúpol. El incidente «se suma a nuestra profunda preocupación por el uso indiscriminado de armas en zonas pobladas», añadió a través de un portavoz.

Entre los más de dos millones de refugiados totales de Ucrania, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) explicó el miércoles que más de un millón de niños han huido del país desde que comenzó la invasión el 24 de febrero. «Al menos 37 han muerto y 50 han resultado heridos», manifestaron desde UNICEF.