Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
coronavirus

MUNDO

La subvariante BA.2 del coronavirus es la cepa dominante en el mundo

<

Una subvariante de la contagiosa versión ómicron del coronavirus conocida como BA.2 es ahora la cepa dominante en todo el mundo, lo que ha provocado repuntes de contagios en muchos países de Europa y Asia, y ha suscitado la preocupación por la posibilidad de una nueva ola en Estados Unidos.

BA.2 representa ahora casi el 86% de todos los casos secuenciados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es incluso más transmisible que sus ya especialmente contagiosas hermanas ómicron, BA.1 y BA.1.1. Sin embargo, hasta ahora las pruebas demuestran que no es más probable que cause una enfermedad grave.

Al igual que con las demás variantes, las vacunas son menos eficaces contra BA.2 que contra variantes anteriores como la Alfa o la cepa original de coronavirus, y la protección disminuye con el tiempo. Según los datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, la protección se recupera con un pinchazo de refuerzo, sobre todo para prevenir la hospitalización y la muerte.

Panorama mundial

Se ha señalado al aumento de BA.2 como responsable de los recientes incrementos de casos en China, así como de números de infecciones récord en países europeos como Alemania y el Reino Unido. Sin embargo, en algunos países europeos se observa ahora un aumento más lento de los nuevos casos, o incluso un descenso, informó Reuters.

La BA.2 ha sido denominada la «variante furtiva» porque es ligeramente más difícil de rastrear. Un gen ausente en la BA.1 permitía rastrearla por defecto mediante una prueba de PCR común. La BA.2 y la BA.3, cuya prevalencia también está aumentando, pero que actualmente se encuentra en niveles bajos, solo pueden encontrarse mediante la secuenciación genómica.

Una de las principales preocupaciones sobre la BA.2 era si podía reinfectar a personas que ya habían tenido la BA.1, sobre todo porque varios países parecían estar experimentando «picos dobles» en las tasas de infección sorprendentemente cercanas.