Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
BCRA

ECONOMÍA

Preocupación en el BCRA por la «guerra» contra la inflación: las políticas del Gobierno

El máximo dirigente del BCRA advirtió un fallo de foco en las políticas tomadas por Alberto Fernández contra la suba de precios.

<

La «guerra» contra la inflación que anunció Alberto Fernández, supuestamente, ya comenzó. Los ministerios comenzaron con las negociaciones con diferentes sectores productivos aunque en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) advierten que hay un fallo de estrategia. En concreto, el presidente del organismo, Miguel Pesce, reclamó un cambio de rumbo.

«Si el Ejecutivo no logra que las empresas de consumo masivo inviertan y aumenten la producción, vamos a seguir teniendo inflación«, indicó el funcionario. Sumado a esto, adelantó que «la inflación puede llegar a ser menor al 50%. No hacemos pronósticos pero esperamos que sea menos». El ministro de Economía, Martín Guzmán, vaticinó una suba de precios del 30% en su Presupuesto 2022, una muestra de que sus cálculos son fallidos.

En relación a la suba de precios, el director del BCRA desea que «cambie la tendencia y desacelere» luego de «una inflación exuberante en 2018 y 2019«. Sin embargo, por ahora las medidas de Alberto Fernández no traen alivio a los bolsillos de los argentinos y hay preocupación sobre la estadística de marzo. Mientras tanto, Pesce cuestiona las decisiones del dirigente.

En el BCRA critican las políticas de Alberto Fernández

Dentro de la batería de medidas que planea implementar Alberto Fernández están la suba de retenciones al campo y quita de subsidios a los servicios públicos. Sin embargo, en el BCRA advierten que están fallando en el foco de las políticas: «podemos tener las mejores paritarias, las mejores políticas sociales, pero si no conseguimos que aquellas empresas que tienen que producir bienes para satisfacer la demanda no inviertan y no aumenten la producción vamos a tener inflación y no crecimiento».

En relación a esto, Pesce aclaró que las decisiones gubernamentales son erróneas por el contexto puesto que «si estuviéramos en una economía de 2% de desocupación y 4% de pobres y crédito internacional, la ecuación se resuelve fácilmente. Abre la economía, provocar una caída de la demanda agregada y modera la inflación».