Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jonatan Viale

ESPECTÁCULO

“Psicópatas del poder”: el repaso de Jonatan Viale de las declaraciones más insólitas del kirchnerismo

Relacionó los dichos de varios funcionarios oficialistas con la falta de empatía y el destrato al otro.

<

Jonatan Viale hizo un repaso de algunas de las declaraciones más insólitas del kirchnerismo, relacionadas a la carencia de tacto y alejadas de cualquier comprensión de la alegría y tristeza del otro. Así, recordó algunos casos que sacudieron al país, como el caso de Solange Musso (no se pudo despedir de su padre antes de morir, por la cuarentena estricta) y el de Alberto Nisman. En ambos, funcionarios tuvieron reacciones que poco tuvieron, según él, de empáticas.

A modo de ejemplo, recordó cómo Alberto Fernández dijo desconocer la existencia de una carta escrita por Solange, a pesar de que fue difundida en todos los medios y en las redes sociales. También recordó, en Radio Rivadavia cómo Nisman fue tratado con calificativos tales como “putanero” o “ladrón” por asesores del kirchnerismo. Enfatizó además en que ni el presidente ni Cristina Fernández de Kirchner dijeron algo sobre la profanación de las piedras en Plaza de Mayo, que recuerdan a los fallecidos por COVID-19.

“Son psicópatas del poder, no sienten nada por el otro y dicen barbaridades sin culpa”, mencionó el periodista, y agregó que “el kirchnerismo tiene eso tan difícil de explicar racionalmente que no solo es agresividad, es una cierta jactancia del daño que te estoy haciendo. Hay como un goce perverso del dolor ajeno”. Pisotear las piedras y burlarse de los muertos de Once son algunas de esas demostraciones.

“Es gente sin alma, es un tema de valor. No es ideológico, no es una cuestión de derecha o de izquierda. Es gente sin amor, sin empatía, sin misericordia”, explicó. Ante la falta de todos estos aspectos, el politólogo sostuvo que “estamos ante un Gobierno de mármol, porque son tipos fríos, indiferentes e insensibles. Son un témpano ante el sufrimiento ajeno. Se presentan como los grandes progresistas ante los pobres que sufren, y cuando pasa el drama de verdad les chupa un huevo”.

Por último, recordó la cuestión más actual, que fue el minuto de silencio por la invasión rusa en Ucrania. Allí, causó polémica cómo la vicepresidenta de la Nación se mostró sonriendo durante el acto en homenaje al país, que ya cuenta con cientos de muertos y miles de refugiados. “Esto es un psicópata en el poder, no les interesa absolutamente nada, no sufren el dolor ajeno, no tienen culpa y, por lo tanto, no empatizan con el dolor”. “Ella disfrutó que le ganó el minuto de silencio a Mario Negri”, concluyó Jonatan Viale.