Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mauricio Macri

POLÍTICA

¿Resiste el archivo?: Mauricio Macri afirmó ser “un absolutista de la libertad de expresión”

El expresidente Mauricio Macri publicó una carta en sus redes sociales condenando las limitaciones en las redes sociales.

<


El fundador del PRO y dirigente político, Mauricio Macri, publicó otra carta contra el Gobierno en sus redes sociales. A raíz de la propuesta polémica de Gustavo Beliz, quien propuso un “pacto para el buen uso de redes sociales” para que «dejen de intoxicar el espíritu de nuestra democracia”, el expresidente saltó contra la iniciativa. Sin embargo, al afirmar ser un absolutista de la libertad de expresión”, olvidó que su propio archivo lo contradice.

“A diferencia de la mayoría de los dirigentes del oficialismo, incluyendo al presidente y a la vicepresidente, yo nunca bloqueé a un usuario en Twitter y nunca lo haré. No importa lo que digan”, expuso en Facebook. Además, indicó que las únicas expresiones condenables son las contempladas “por la Constitución Nacional y el código penal”, con la intervención única de la Justicia civil.

No concibo que la democracia sea posible regulando las expresiones en las plataformas o en los medios de comunicación. No es esa la visión del oficialismo. En el pasado intentaron regular a los medios y en la actividad individual de sus principales dirigentes consta el bloqueo a usuarios, los insultos y el desprecio a las ideas y opiniones de otras personas”, detalló.

Por último, Mauricio Macri tomó la frase del exitoso programador Elon Musk, al decir que se considera “un absolutista de la libertad de expresión”. “Por eso, si es necesario, lucharé junto a todos ustedes para que nadie se meta con lo queremos decir, cómo podemos decirlo, ni dónde tenemos permitido hacerlo”, cerró. 

Imputaciones por tweets contra Mauricio Macri

En total, cuatro personas fueron imputadas por “intimidación pública y amenazas” durante el Gobierno de Mauricio Macri. Manuel Lucero, hincha del club Chacarita, fue imputado y detenido por transcribir, en Twitter, “Macri te vamos a matar, no te va a salvar ni la federal (la 12)”. El posteo de 2016 llegó hasta la División de Investigación de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la Policía Federal. Al ser detenido, publicó un pedido de disculpas para el expresidente. Dos años después, fue sobreseído.

 “Lo escribí después de un problema que hubo con Chacarita. Estaba el rumor de que, como siempre, querían suspender la cancha y se cantó contra AFA, Aprevide y contra él (en referencia al jefe de Estado). Pero son cosas que se cantan en la cancha”, expresó en una entrevista con el diario Popular.  «La gente que defiende a Macri piensa que soy kirchnerista, que cobro planes. Me dicen negro, me dicen de todo. Nunca cobré un plan, trabajo desde chico y hablan sin saber”, remarcó.

Presunto espionaje ilegal a periodistas

Otro caso emblemático es la acusación por supuesto espionaje ilegal contra periodistas. Varias organizaciones, como la Federación Internacional de Periodistas (FIP) expusieron su preocupación por los allanamientos en la AFI, con carpetas llenas de nombres de periodistas y de otros profesionales. Los archivos revelaron, por ejemplo, el presunto espionaje ilegal contra 403 periodistas que participaron de la cumbre del G20 en 2018.

Los informes que recolectó la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, reunían varios datos personales. Entre ellos, fotografías; nombre; medio o institución de los ciudadanos espiados; publicaciones en redes sociales; posiciones políticas; aficiones personales, entre otras cosas. Asimismo, su militancia en sindicatos y otras organizaciones. También, datos que van desde cuentas bancarias y propiedades hasta relaciones familiares.  

«He tomado conocimiento de la producción de inteligencia ilegal respecto a periodistas, académicos, organizaciones sociales, partidos políticos, entre otros, ello vulnerando los términos contenidos en los artículos 4 inciso 2 de la ley 25.520», declaró Caamaño. La denuncia fue presentada ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi en el año 2020.