Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia amenazó a Bosnia con «reaccionar» si se une a la OTAN

Un diplomático ruso sostuvo que si Bosnia se une a la OTAN podría tener las mismas represalias que Ucrania.

<

Rusia continúa su ataque en Ucrania. Ya van más de 20 días donde Vladimir Putin busca conseguir su cometido que, supuestamente, es «desnazificar» y «desmilitarizar» al país vecino. A toda esta tragedia y polémica que rodea al Kremlin, se sumó una más. El embajador ruso, en Bosnia y Herzegovina, advirtió que si el país quiere unirse a la OTAN podría haber una reacción desde Moscú.

El Gobierno de Vladimir Putin empezó a sentirse amenazado desde todos lo puntos del mundo, principalmente, de los países que se encuentran cerca del territorio más grande el mundo. No solo le alcanza con atacar a Ucrania, sino que le enviaron una advertencia a Bosnia y Herzegovina. El representante de Rusia en la nación balcánica, sostuvo que puede pasarle lo mismo que a los ucranianos.

«Si Bosnia-Herzegovina decide ser miembro de algo, es una cosa interna. Otra cosa es nuestra reacción. En el ejemplo de Ucrania hemos mostrado lo que esperamos. Si hay amenazas, reaccionaremos«, sostuvo Igor Kalbukhov. El diplomático enviado desde Moscú se tomó el trabajo de amenazar a una nueva nación en caso de que quiera formar parte de la Alianza del Atlántico.

Pese a lanzar esa advertencia, quiso romper con la tensión de sus palabras. Kalbukhov bajó la potencia e indicó que Rusia no puede entrometerse en asuntos de los bosnios. Igualmente no dejó de mantener la postura amenazante:  «No tenemos ningún plan. Responderemos habiendo analizado la situación estratégica y geopolítica», respondió, según agencia EFE.

En Sarajevo no tardaron en reprochar las palabras del embajador ruso. El presidente de la jefatura colegiada de Bosnia, le respondió a Kalbukhov: «No solo una amenaza a Bosnia Herzegovina, sino para la paz y la estabilidad de los Balcanes occidentales«, exclamó. El rechazo fue de «forma enérgica» y lo calificó como algo «inadmisible», cuenta AS.