Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia denuncia penalmente a Meta: los motivos

Hace dos semanas, Facebook suavizó sus normas de expresión política.

Este viernes, Rusia abrió una causa penal contra la empresa matriz de Facebook, Meta Platforms, y pasó a designarla como «organización extremista» después que la red social cambiara sus normas de incitación al odio para permitir a los usuarios llamar a la violencia contra los rusos en el contexto del conflicto en Ucrania.

«Se ha iniciado una causa penal (…) en relación con los llamamientos ilegales al asesinato y a la violencia contra ciudadanos de la Federación Rusa por parte de trabajadores de la empresa estadounidense Meta, propietaria de las redes sociales Facebook e Instagram», explicó el Comité de Investigación de Rusia, que depende directamente del presidente Vladimir Putin.

No estaba claro de inmediato cuáles podrían ser las consecuencias de la causa penal. El jueves, un portavoz de Meta dijo que la empresa había suavizado temporalmente sus normas de expresión política. Es decir, permitiendo publicaciones como «muerte a los invasores rusos», aunque no permitirá llamamientos a la violencia contra los civiles rusos.

Meta explicó que el cambio temporal tiene como objetivo permitir formas de expresión política que normalmente violarían sus reglas. La compañía no respondió la solicitud de respuesta de Reuters. Según la fiscalía rusa, «tales acciones están dirigidas a incitar el odio y la enemistad hacia los ciudadanos de la Federación Rusa».

La Fiscalía rusa manifestó que ha solicitado a un tribunal que reconozca a Meta como organización extremista y prohíba sus actividades en Rusia. Según los correos electrónicos internos de la compañía, Meta permitió o temporalmente publicaciones que piden la muerte de los líderes de Rusia y Bielorrusia.

«Esperamos que no sea cierto, porque si lo es, significará que habrá que tomar las medidas más decisivas para poner fin a las actividades de esta empresa», expresó el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. La oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas dijo que el posible cambio en la política de Facebook es «preocupante».