Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia

MUNDO

Rusia en aprietos: perdió el acceso a la mitad de sus reservas

En las últimas semanas, países occidentales han impuesto sanciones económicas a Moscú y decenas de empresas han cesado sus actividades en todo el territorio ruso.

Rusia ya ha perdido el acceso a casi la mitad de sus reservas y ve más riesgos para el cofre de guerra del presidente Vladimir Putin debido a la mayor presión de Occidente sobre China, dijo el ministro de Finanzas, Anton Siluanov. «El volumen total de nuestras reservas es de unos 640.000 millones de dólares, y unos 300.000 millones están en tal estado que no podemos utilizarlos ahora», agregó.

«Vemos qué presión ejercen los países occidentales sobre China» para limitar el acceso a las reservas en yuanes, explicó el funcionario. «Pero creo que nuestros lazos de asociación con China nos permitirán no solo preservarlo sino expandirlo», añadió.

El congelamiento de activos del Banco Central de Rusia forma parte de una serie de sanciones económicas impuestas a Moscú por la invasión de Ucrania, que ya entra en su tercera semana. Según los datos del Gobierno ruso publicados en enero, muestran que 100.000 millones de dólares de las reservas se mantenían en dólares estadounidenses a partir de junio, lo que representaba el 16,4% del total de efectivo en ese momento.

Mientras que las tenencias en euros representaban el 32,2% y las del yuan del 13,1% a finales de junio de 2021. China prometió continuar las relaciones comerciales normales con Rusia, que se considera un socio estratégico, a pesar del éxodo corporativo de muchas empresas europeas y estadounidenses, informó Bloomberg.

Pagar la deuda

«Rusia pagará la deuda en rublos hasta que se descongele su pila de efectivo», dijo Siluanov. El Banco de Rusia introdujo controles de capital después de que los gobiernos internacionales congelaran sus reservas de divisas. Las restricciones han planteado la posibilidad del primer incumplimiento de pago de la deuda de la nación desde 1998.

La guerra de Rusia contra Ucrania ha infligido un costo interno que ya es comparable a las peores recesiones de las más de dos décadas en el poder del presidente Vladimir Putin. Una economía que estaba en camino de expandirse este año dio un giro en reversa en cuestión de días.

El Banco Central ruso también mantendrá cerrado el mercado de valores de la Bolsa de Moscú hasta al menos el 18 de marzo, extendiendo un cierre récord destinado a proteger a los inversores nacionales del impacto de las duras sanciones por la invasión de Rusia a Ucrania. El nivel actual de reservas permite que funcionen incluso aquellos bancos «que se han convertido en objeto de las sanciones más duras», dijo Siluanov.