Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
AFIP

POLÍTICA

Sobreseen al exjefe de AFIP de la causa de persecución sobre el Grupo Indalo: ¿cómo sigue el proceso?

En la causa de persecución contra De Sousa y López, el titular de AFIP fue sobreseído por falta de pruebas.



Luego de una larga espera de parte de Fabián De Sousa y Cristóbal López, hay avances en la causa de persecución contra el Grupo Indalo. La jueza María Servini anunció esta tarde que el exjefe de AFIP durante el Gobierno de Mauricio Macri, Leandro Cuccioli, fue sobreseído. El mencionado era acusado de presuntas maniobras para presionar a vender la compañía.

Sin embargo, Servini sostuvo que «no existió una orden abusiva dirigida por un funcionario que estuviera destinada a afectar a las empresas del Grupo Indalo«. Además, argumentó que «se desarrollaron procesos informáticos que determinaron la exclusión de miles de contribuyentes» de los planes de pago con facilidades según NA. Al no aprobar esto, desde la firma denunciaron que era un método extorsivo para forzar su venta.

Sin embargo, la explicación de Cuccioli le fue suficiente a la jueza para esta determinación. En su alegato detalló que otras 3.062 personas estuvieron en la misma condición para aquel entonces y que no fue una medida exclusiva contra ellos. A su vez, la magistrado remarcó que «se pudo comprobar que no existió una orden impartida específicamente desde las altas autoridades del organismo recaudador» ni se recurrió a una «resolución general para afectar únicamente a una empresa».

Justamente esto es lo que denunció De Sousa en su momento al asegurar que se dispuso que «determinadas empresas que explotaban licencias en medios de comunicación masiva fueran imposibilitadas de acogerse al régimen de facilidades de pago”. Esto los dejaba dentro de este pequeño grupo al contar con C5N y Radio 10 dentro de las muchas empresas que contaban en la compañía.

¿Cómo está la causa hoy en día?

Mientras Cuccioli fue sobreseído, otros tres quedaron procesados la semana pasada. Se tratan de Gustavo Adrián Casir, Gerardo Molinaro y Orlando «Orly» Terranova. Los empresarios llegaron al Grupo Indalo como «potenciales compradores» del conglomerado de empresas teniendo en cuenta sus numerosas deudas. Sin embargo, los mismos habían sido enviados desde el círculo cercano de Mauricio Macri.

Al poder constatar esto, la jueza los embargó por $5.100 millones a cada uno. Ahora continúa investigando que otros agentes participaron del intento de compra de Oil Combustibles. De esta manera, el proceso continúa con el fin de encontrar más conversaciones entre el Gobierno macrista y empresarios cercanos que quisieron extorsionar a Fabián De Sousa y Cristóbal López.