Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Catamarca

POLÍTICA

Tras Generación Zoe: denuncian estafa piramidal en Catamarca vinculada al hermano del gobernador

Se trata de la empresa Adhemar, que enfrenta causas judiciales en otras dos provincias: Córdoba y Tucumán.

<


Las estafas piramidales parecen no acabar nunca. Tras el escándalo por Generación Zoe con el empresario Leandro Cositorto a la cabeza, un caso similar surgió en Catamarca. «Cuando estalló lo de Cositorto, mucho empezaron a mirar hacia Catamarca», remarcó el periodista especializado en policiales, Rolando Barbano y agregó que decían que «en Catamarca estaba pasando lo mismo».

Esta mañana en el ciclo Lanata sin Filtro de Radio Mitre, el comunicador precisó que en este caso se trata «de la empresa Adhemar Capital» y explicó que «se llama así por Edgar Adhemar, que le puso su apellido a la firma». En ese marco, detalló que la compañía «existe oficialmente hace 3 años» y sobre su funcionamiento indicó que «tiene varios cursos y algo de coaching».

Acerca de Edgar Adhemar hizo hincapié en que «tiene un altísimo perfil». «No solo generaba eventos públicos en donde captaba nuevos clientes sino que cuando aparecía una causa solidaria, él se ponía a la cabeza de las colestas», subrayó y puntualizó que «decía que llamaba a los que estaban ganando millones con Adhemar para que pusieran plata para la colecta».

Es por eso, que insistió con que «Edgar Adhemar fue construyendo una imagen pública de altísimo perfil» y aclaró que en realidad «él es bonaerense, pero decía que había elegido a Catamarca como su lugar en el mundo para vivir». Sin embargo, el profesional marcó que «también eligió Catamarca porque fue allí donde se hizo muy amigo de un hombre que se llama Andrés Jalil».

La relación entre el Gobierno de Catamarca y Adhemar

«Quizás les suene el nombre», ironizó y recordó que «el gobernador de Catamarca se llama Raúl Jalil». Y acto seguido reveló que «es el hermano del gobernador» y resaltó que «son tan amigos que Andrés Jalil es el padrino de uno de los hijos de Edgar Adhemar». «Hasta ese punto tienen un vínculo el hermano del gobernador y el dueño de Adhemar», enfatizó.

«Cuando, en el último tiempo, le preguntaron a Andrés Jalil si tenía algo que ver con Adhemar, él aseguró que solo es un inversor», puntualizó y añadió que «está muy cerca de Edgar Adhemar porque él puso su dinero ahí». «Cuando alguien le recordó que Adhemar es el padrino de uno de sus hijos, él respondió que eso era por el vínculo afectivo que tenían».

¿Cómo operaba Adhemar?

Ante ese panorama, explicó que a diferencia de Generación Zoe, «Adhemar no tiene un pérfil religioso sino más bien solidario y muy político» y añadió que «uno de sus socios tiene a su vez empresas que son beneficiarias de distintos contratos con el Gobierno catamarqueño». «Además, lo que dicen muchos catamarqueños es yo puse la plata porque era el amigo del hermano del gobernador», enfatizó.

Volviendo a cómo opera, detalló que «pide plata para criptomonedas. Entonces, la gente compra un supuesto acceso a una cartera de monedas virtuales que maneja Adhemar y a otras inversiones» y sostuvo que «lo que se sospecha es que es una estafa Ponzi. Que no existen esas inversiones en criptomonedas». Es por eso, «que se cree que todo es una excusa para sacarle la plata a la gente y no devolverséla», marcó.

Además de en Catamarca: causas judiciales en Córdoba y Tucumán

No obstante, afirmó que «estas estafas empezaron a romperse en los últimos meses», debido a que, «un juez federal de La Rioja que se llama Miguel Ángel Contreras, abrió una causa de oficio en 2020, que empezó a avanzar en los últimos meses», indicó y sumó que «también hay otra en Córdoba y una tercera en Tucumán porque ahí también hay afectados».

A su vez, «hoy se abrió una causa judicial en Catamarca», recalcó y explicó que «a raíz de la presión interna, se juntaron hace 15 días, Raúl Jalil, el gobernador catamarqueño y su par de La Rioja, Ricardo Quintela, y juntos le pidieron al Bcra (Banco Central de la República Argentina) que advitiera que no se pueden tomar inversiones que no estén autorizadas por la Comisión General de Valores».

En ese marco, puso el foco en que «en Catamarca saltaron las alarmas porque se secó la plaza, empezaron a desaparecer los ahorristas, la gente empezó a sacar la plata de los plazos fijos, de sus cuentas de ahorro para colocarla en Adhemar que prometía retornos de entre 12% y el 22% mensual».

Para concluir, precisó que esta estafa en «Catamarca ya lleva 3 años y ante lo sucedido Adhemar salió a decir que, por denuncias mal intencionadas, tienen bloqueadas algunas cuentas y que por eso, no están pudiendo responder en tiempo y forma» y agregó que «dijeron que entonces van a reestructurar y buscar en el futuro un descongelamiento de las cuentas para poder responder».