Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
China

MUNDO

Un Boeing se estrella en el sur de China: había 132 personas a bordo

Se desconocen las causas por las que el avión se cayó. Los rescatistas dijeron que no había señales de sobrevivientes.

<

Este lunes, un Boeing 737-800 de China Eastern Airlines con 132 personas a bordo se estrelló en el sur de China durante un vuelo nacional. Los medios de comunicación locales informaron de que los trabajadores de rescate no habían encontrado ninguna señal de sobrevivientes.

El avión volaba desde la ciudad suroccidental de Kunming, capital de la provincia de Yunnan, a Cantón, capital de la provincia del mismo nombre, que tiene frontera con Hong Kong. «Podemos confirmar que el avión se ha estrellado», expresó la compañía en un comunicado. Hasta el momento, no hay información sobre la causa del accidente.

Un responsable de los servicios de rescate dijo que el avión se desintegró y provocó un incendio que destruyó plantas de bambú. Por otro lado, el Diario del Pueblo recogió comentarios de un responsable del departamento provincial de bomberos, que afirmó que no había señales de vida entre los restos esparcidos.

El avión, con 123 pasajeros y nueve tripulantes a bordo, perdió el contacto sobre la ciudad de Wuzhou, según informaron la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) y la compañía aérea. El vuelo partió de Kunming a las 13:11, según los datos de FlightRadar24, y debía aterrizar en Cantón a las 15:05 horas, informó Reuters.

El avión, que, según Flightradar24, tenía seis años de antigüedad, había alcanzado una altitud de 29.100 pies después de despegar. Poco más de dos minutos después, los datos mostraron que había descendido a 9.075 pies. En otros 20 segundos, su última altitud rastreada fue de 3.225 pies, lo que indica un descenso vertical de 31.000 pies por minuto.

Los datos meteorológicos en internet mostraban condiciones parcialmente nubladas con buena visibilidad en Wuzhou en el momento del accidente. El presidente Xi Jinping pidió a los investigadores que determinen la causa del siniestro lo antes posible y que garanticen una seguridad aérea «absoluta».