Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández bromeó sobre comer asado y despertó todas las críticas

En plena crisis inflacionaria, el jefe de Estado lanzó una chicana amistosa a uno de sus funcionarios durante un acto de ciencia y tecnología.

<


El presidente Alberto Fernández se metió él solo en un nuevo embrollo. Es que, en el marco de un anuncio de inversiones federales para la ciencia y la tecnología, el mandatario bromeó sobre comer asado y despertó todas las críticas. El momento ocurrió sobre el cierre de un acto en el Museo del Bicentenario, donde estuvo acompañado, entre otros, del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus.

“Yo les agradezco a todos y a todas. Hagan el esfuerzo porque además Daniel hace unos asados maravillosos”, dijo Fernández en alusión al mencionado ministro, y recordó: “El último asado al que me invitó, hace tiempo que no me invita, es imborrable porque lo compartimos con mi querido amigo Gustavo Santaolalla y la pasamos muy bien”. “Espero a que cuando pague la apuesta, me invite”, cerró el Presidente dirigiéndose socarronamente a Juan Pablo Paz (secretario de Articulación Científico Tecnológica).

“Cachetazo para todos”

Tras escuchar sus palabras, en Radio Rivadavia quedaron perplejos. “Un cachetazo para todos es esa declaración”, manifestó el periodista Ricardo Benedetti, mientras que su par Lucas Morando, planteó: “¿Qué tiene que ver? La gente no lo podía creer, me parece”. Y agregó: “En este contexto, cerrar diciendo que se quiere comer un asado, es medio polémico, además por la situación de la carne”.

Por su parte, Jonatan Viale, remarcó: “Justo este Gobierno, que había prometido que iba a devolver el asado y hoy estamos en el peor registro de consumo de carne de la historia”. “Es como que está en otra cosa y termina bolude*ndo al final”, sentenció el hijo de Mauro Viale sobre la manera en que Fernández cerró el lanzamiento de los programas federales Construir y Equipar Ciencia.

¿Qué son “Construir” y “Equipar Ciencia”?

Se trata de programas federales que tendrán una inversión de $13.000 millones y estarán destinados a organismos públicos nacionales, provinciales y municipales para adquirir equipamiento estratégico y adecuar la infraestructura con el objetivo de fortalecer las capacidades y desarrollar oportunidades estratégicas en las economías regionales de todo el país, según detalló la Casa Rosada en un comunicado.

“Equipar Ciencia” apunta a la adquisición de equipamiento de mediano y de gran porte para dotar de mayores capacidades a las instituciones científicas, universidades nacionales y provincias y municipios. En tanto, “Construir Ciencia” busca mejorar las condiciones edilicias de la ciencia y la tecnología mediante la construcción o adecuación de infraestructura para la promoción de actividades de investigación, vinculación, transferencia y popularización científica, con un monto máximo del presupuesto de cada proyecto equivalente a 5 millones de dólares.

El ’palito’ de Alberto al kirchnerismo

Durante su discurso, Fernández aludió a los cuestionamientos del kirchnerismo y aseguró que no permitirá que la Argentina “se postergue”. “Algunos piensan, o pensaban que como consecuencia de los acuerdos que tuvimos que firmar con el FMI para poder sobrellevar un problema que heredamos y que hubiésemos querido no tener, que esto iba a significar postergación”, manifestó el mandatario.

En esta línea, continuó: “Nadie está postergando a la Argentina, y el primero que no va a dejar que la Argentina se postergue por eso, soy yo. Y hay sobradas muestras de que no estamos postergando”. “Nunca pensamos que la solución pase por dejar de invertir donde la Argentina necesita”, insistió el Presidente, y sumó: “Nunca pensamos que la solución pasaba por ajustar la educación, la ciencia y la tecnología ni que los que reciben la tarjeta alimentar no reciban los recursos que necesitan”.

¿Cómo viene la inflación de marzo?

La inflación de marzo se habría disparado al 6,8%, impulsada por los precios de los alimentos, que crecieron hasta 9% ese mes, de acuerdo con el Índice Estadístico de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). “La inflación de las y los trabajadores se disparó al 6,8% en marzo. Se trata de una cifra que no se veía desde el salto devaluatorio de agosto de 2018”, advierte el relevamiento.

El mismo reporte puntualizó que, al igual que en febrero, la suba de alimentos “volvió a ser la gran causa” detrás del aumento del nivel general de precios, con alzas promedio del 9%. Con este dato, la inflación alcanza el 16,1% en el primer trimestre del año para el nivel general, y acumula en alimentos un 22,8% en los primeros tres meses, alertó la UMET.

En este sentido, cabe mencionar que las primeras proyecciones de inflación respecto de marzo revelan suba de precios superiores a las registradas en febrero, sobre todo en los alimentos, que habrían aumentado más de 7%, siendo justamente la carne uno de los productos con más incremento. Panificados y lácteos liderarían la escalada, continuarían los huevos (todos con más de 7%) y allí llegarían las carnes con 6,7%.

La carne en Argentina respecto de países vecinos

¿Premio consuelo?: pese a los aumentos, el precio de la carne en Argentina es el más bajo en comparación con Uruguay, Chile y Brasil, según un estudio de la Fundación Mediterránea. En promedio el valor del kilo va de 8,24 y 9,54 dólares. Las diferencias de valores en divisa norteamericana se deben más que nada a que los cortes de comparación no son iguales en cada país. Si bien la comparativa sigue estando a favor de Argentina, el reporte advierte que la brecha con los países vecinos se viene cerrando.