Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández en problemas: ¿cuántas protestas sufrió en el año?

Uno de los grandes inconvenientes que está teniendo Alberto Fernández es que las manifestaciones son cada vez más repetitivas.

<


Actualmente la Ciudad de Buenos Aires se encuentra paralizada por el acampe que está padeciendo Alberto Fernández en la puerta del Ministerio de Desarrollo Social. Agrupaciones Piqueteras reclaman allí más planes sociales con aumentos proporcionales a la inflación, algo que negaron rotundamente que vaya a ocurrir desde Casa Rosada.

Como sucede esta vez, durante la semana pasada hubo una protesta similar y advierten que serán cada vez más frecuentes y extensas en medida que no sean escuchados. Es por esto que los paros para el presidente pasaron a ser un gran problema repetitivo en este último tiempo. En un informe elaborado por LN+ detallan que durante el último mes esta tendencia aumentó.

A lo largo del mes de marzo hubo 800 piquetes en todo el país, lo que deja un saldo de 25 por día. Si bien no todos se visibilizan, los reclamos existen e irán en aumento. Teniendo en cuenta que la gran mayoría de estas protestas son en pedido de aumentos por la suba de la inflación, la cual proyectan en el Gobierno que crecerá en marzo, todo indica que habrá cada vez más.

Un último dato alarmante para Alberto Fernández es que en 2021 hubo 6.658 manifestaciones, casi 18 por día. Esta es la cifra más alta en 7 años sobre protestas sociales por diferentes causas, lo que muestra la disconformidad de la sociedad con las políticas que dispuso. Detalle a tener en cuenta es que en el primer semestre del año pasado hubo confinamiento y un sector de la población se prevenía del Covid-19, por lo que el número podría ser mayor.

¿Cuándo termina el acampe?

Se espera que para el viernes por la tarde se levante el acampe aunque si desde el Gobierno les dan una respuesta antes están dispuestos a dejar la zona antes del mediodía. De todos modos en Casa Rosada no están dispuestos a negociar porque mantienen su postura de no seguir otorgando planes sociales y detener el gasto público.