Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
inflación

ECONOMÍA

Argentina acumuló más de 10 000 por ciento de inflación en los últimos 20 años

La inflación es el principal problema que la política argentina nunca pudo resolver, a pesar de disponer de Banco Central.

<

Diego Giacomini, economista argentino con más de 30 años de experiencia, manifestó que en la Argentina nunca va a bajar la inflación, porque la mayoría de los argentinos no creen en la moneda nacional como método de ahorro. En ese marco, sostuvo que la mejor receta sería bajar drásticamente el déficit fiscal (gasto del Estado) y dolarizar.

«En Argentina nunca va a bajar la inflación, porque la inflación es un fenómeno monetario, pero para que la política monetaria sea eficaz necesitas tener moneda», sentenció Giacomini en La Nación+. El especialista escribió más de 5 libros junto a Javier Milei sobre la macroeconomía argentina y las recetas liberales como guías para terminar con las recurrentes crisis económicas.

«Van 21 años de Banco Central y peso nuevo ¿Sabés cuánto es la inflación acumulada de los últimos 20 años? Más del 10.000%», indicó Giacomini y agregó: «Los argentinos tenemos que ahorrar en pesos y eso no va a pasar nunca». Esta es la clave que señala a la dolarización como un método rápido y efectivo para bajar la inflación.

«Hay que hacer un ajuste fiscal de 18 puntos del PBI. Segundo hay que reestructurar la deuda con el FMI y con los bonistas de Nueva York, porque las dos pueden generar un default a futuro. Tercero hay que abrir la economía y salir del Mercosur», comentó el licenciado en Economía que también posee una maestría de la Universidad de Essex de Inglaterra.

La inflación no se elimina solamente con la dolarización

«Una dolarización para que sea exitosa debe ser percibida como permanente y el público la va a percibir como transitoria. En una primera instancia va a ser positiva y la inflación va a caer, pero no va a bajar todo lo que debería y va a ser un poco más alta que la de Estados Unidos. Si no se hace con todas las reformas que se debería hacer (apertura de economía internacional, baja de impuestos y déficit fiscal) Argentina va a tener una tasa de interés muchísimo más alta que la de Estados Unidos, con lo cual va a entrar dinero especulativo para invertir acá y después se va a ir», concluyó.