Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Chile

MUNDO

Chile: los casas museo de Pablo Neruda cerca de desaparecer por el coronavirus

Por año, los tres museos recibían cerca de 350.00 visitantes en conjunto, sobre todo turistas extranjeros y estudiantes.

<

Tras dos años de pandemia, que obligaron a cerrar sus famosas casas, la difusión del legado del poeta Pablo Neruda está en riesgo mientras el coronavirus impida la recuperación del turismo y los viajes por el mundo, expresa la fundación a cargo de preservar la herencia del Nobel de Literatura, en Chile.

Hasta marzo de 2020, cuando se detectó el primer caso el país y se decretaron las primeras cuarentenas, las tres casas museo del poeta recibían cada año hasta 350.000 visitantes en conjunto, sobre todo turistas extranjeros y estudiantes. Además, se organizaban talleres literarios y actividades culturales.

«La Chascona», ubicada en Santiago, «La Sebastiana» en el puerto de Valparaíso y la casa del balneario de Isla Negra en la costa central estuvieron cerradas hasta septiembre del año pasado, cuando lograron abrir sus puertas a público limitado de la mano de un relajo de las medidas sanitarias y el avance de la vacunación contra el virus.

«La pandemia arrasó con todos los visitantes. Estamos en una situación crítica», dice Fernando Sáez, director ejecutivo de la Fundación Neruda. Sáez dice que han «tocado puertas» para establecer alianzas con el gobierno o empresas privadas, pero hasta ahora no han logrado resultados, informó Reuters.

Con las visitas recaudaban unos 200 millones de pesos mensuales que se sumaban a unos 150.000 dólares al año por derechos de autor, según la fundación, destinados a la preservación de la obra del poeta y de los museos, llenos de objetos de colección, obras de arte, cartas y otras pertenencias.

«Una cosa es sobrevivir y otra superarse y mejorar. Teníamos un gasto de más o menos 200 millones de pesos al mes, ahora estamos viviendo con 50», señala Sáez. La fundación tiene listo un proyecto para montar un museo interactivo frente a la casa de Neruda en Santiago, que está emplazada en el cerro San Cristóbal, con un presupuesto base de entre 1,5 y 2 millones de dólares.

El objetivo es que el museo esté listo para el próximo año, cuando se cumplen 50 años de la muerte de Pablo Neruda, para luego itinerar dentro y fuera de Chile. Los restos del poeta están sepultados en Isla Negra. «Pero en este momento no podemos financiar nada», asegura el director.