Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Brasil

MUNDO

Después de dos años: el carnaval volvió a las calles de Brasil

A pesar de la ausencia de los turistas extranjeros, el turismo interno fue el que impulsó el sector que todavía se recupera de la pandemia.

Después de dos años de suspensión por la pandemia del coronavirus, el carnaval volvió a Brasil. La fiesta más famosa del país volvió el fin de semana a las calles en una época nada habitual, pero que sirvió para que millones de espectadores pudieran disfrutar una vez más de la tradicional celebración.

Desde muy temprano, en ciudades como Río de Janeiro y San Pablo, los sambódromos se llenaron de miles de personas, el punto álgido del Carnaval. Previsto para finales de febrero, el carnaval de este año quedó nuevamente suspendido ante el aumento de casos de la variante Ómicron del virus, informó NA.

Sin embargo, las presiones del sector turístico, temiendo otro año sin su principal época de ingresos y ocupación, motivó que se buscara una nueva fecha. Aprovechando el puente vacacional en Brasil, se programó el carnaval, aunque sin la presencia masiva de miles de turistas extranjeros. Por lo que esta vez fue el turismo interno el que impulsó la ocupación hotelera y reanimó al sector que todavía se recupera de la pandemia.

Según la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera, en Río de Janeiro la ocupación de los hoteles se situó entre el 85 y el 90% durante el fin de semana, cifras que no se veían desde antes de la pandemia. El alto índice se repite en otras capitales del país, como Recife (70%), Florianópolis (65%) o Natal y Aracajú (60%).

La reducción de las tasas de contagios y muertes por coronavirus en Brasil en los últimos meses y la alta tasa de vacunación, permitieron que las autoridades aceptaran celebrar el carnaval sin temer por las aglomeraciones. La noche del sábado la ‘celebrity’ brasileña Sabrina Sato desfiló en el Sambódromo de Sao Paulo y, en un tiempo récord, viajó en un avión particular a Río de Janeiro y pudo hacer lo mismo la misma noche.