Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Nicolás Kreplak
Nicolás Kreplak

POLÍTICA

El descargo de Kreplak tras recuperar su cuenta de Twitter: «No nos vamos a detener»

El dirigente del Frente de Todos pudo tomar el control nuevamente de su perfil virtual y realizó la denuncia.

<


Nicolás Kreplak, ministro de Salud bonaerense, realizó un descargo en las redes sociales, tras recuperar su cuenta de Twitter que había sido hackeada hace unos días. En ese marco, dijo que el ataque que recibió fue con un claro objetivo de dañar la «institucionalidad». Además, sostuvo que los delincuentes informáticos utilizaron una computadora ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.

«El miércoles me hackearon mi línea de teléfono y accedieron a las cuentas de redes sociales y correos electrónicos. Twittearon irracionalidades e intentaron descargar toda la información que hoy en día cualquiera tiene en sus mails. Nos movimos rápido y no lo completaron», comentó Kreplak en su perfil de Twitter, apenado por la situación.

«Quiero agradecer a todas las personas que me ayudaron en el proceso de recuperación. Se pudo identificar que el ataque se hizo desde una computadora de la Ciudad de Buenos Aires dónde la clara intención era apropiarse de mi información personal y laboral», insistió el ministro de Salud, sin embargo, no explicó cómo obtuvieron su nombre de cuenta o su contraseña.

«Ya está hecha la denuncia. El objetivo de dañar la institucionalidad fue claro y deben encontrarse a las personas responsables. Este tipo de situaciones lejos de amedrentarnos nos dan más fuerza. No estamos solos y no nos vamos a detener. Gracias a cada uno y cada una de ustedes», arremetió el dirigente del Frente de Todos con un mensaje de lucha y también de esperanza.

El trasfondo político

Uno de los tuiteros comentó la publicación de Kreplak con un comentario político: «Ojalá encuentren los culpables y espero que no esté relacionado con la causa gestapro». Lo cierto es que el funcionario kirchnerista dijo que la computadora estaba ubicada en CABA, dejando implícitamente un mensaje político como si se tratara de una embestida de gente cercana al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.