Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Aerolíneas Argentinas

POLÍTICA

El macrismo denunció los subsidios que recibe Aerolíneas Argentinas

“Es una locura”, afirmó un exministro de la gestión de Cambiemos entre 2015 y 2019. Se abre así un nuevo capítulo en torno a la línea estatal.

<


Promediando el mes de marzo, Mauricio Macri sostuvo que Aerolíneas Argentinas debería privatizarse. A partir de ello, desde el Gobierno nacional le salieron con los tapones de punta a cuestionar su postura, entre ellos el titular de la empresa, Pablo Ceriani. En este marco de discusión, desde el entorno del expresidente salieron a insistir con esta idea. Fue Guillermo Dietrich, exministro de Transporte, quien denunció los subsidios que recibe la firma estatal. “Es una locura”, advirtió.

En declaraciones a Si pasa, pasa (Radio Rivadavia), Dietrich apuntó con dureza a la administración de Aerolíneas Argentinas. “Que haya una empresa aérea estatal que nos insuma 700 millones de dólares por año es una locura”, manifestó el exfuncionario, quien además afirmó que “desde que se estatizó, se pusieron 8.000 millones de dólares para que funcione”.

El exministro de Transporte también señaló que “Aerolíneas va a perder mucha más plata por viajar a Roma”, mientras que explicó que “con 10 mil millones de dólares recuperás gran parte de la estructura de los trenes de carga”. En este sentido, sugirió: “Lo que tenemos que hacer es conectar a las provincias de nuestro país, no ver qué pasa con Aerolíneas”.

Por otra parte, Dietrich denunció al gobierno del Frente de Todos por hacer lo imposible “para que Latam se vaya del país”, al remarcar que, si bien las operaciones “empezaron, a los meses se fueron”. “Muchos de los sindicatos, especialmente el de Pablo Biró (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, APLA) festejaron que Latam se haya ido de la Argentina”, se quejó el dirigente del PRO. Seguidamente, destacó la importancia de que “vengan muchas aerolíneas y que compitan”.

Qué había dicho Macri

En declaraciones pasadas en TN, Macri reiteró que si Aerolíneas Argentinas da pérdidas hay que privatizarla. “Un aviso romántico no va a ocultar que el señor Biró y sus secuaces pierden 700 millones por año”, disparó el exmandatario. “Si Aerolíneas no es autosustentable hay que privatizarla, no hay dudas. Es mentira que vuela donde los demás no vuelan”, subrayó, y puso en tela de juicio que los sindicatos “están llenos de privilegios” porque “esos 700 millones de dólares van a privilegios de esos señores”, sentenció.

La reacción del titular de la aerolínea

Ante los dichos de Macri, Ceriani le contestó vía Twitter: “Dejar librada la conectividad, tanto interna como internacional, a la ecuación económica privada implica un riesgo demasiado alto, cuyas consecuencias ya conocemos”, advirtió el camporista, y remarcó: “La pandemia también nos dejó una enseñanza en ese sentido: la importancia estratégica de la aerolínea de bandera”.

A continuación, Ceriani cuestionó el “modelo que propone Macri”. “Es tan inviable que ni siquiera logró que funcione para su aerolínea familiar. Avianca, luego de comprar la empresa de aviones del grupo Macri y recibir la autorización para operar 16 rutas, canceló sus operaciones en junio de 2019?, contrapuso, para luego referirse a las pérdidas económicas de Latam, Andes y Norwegian durante la gestión anterior.

Por último, si bien calificó de “saludable” la discusión sobre el déficit de Aerolíneas, objetó: “Achicarla, privatizarla, despreciarla no es una opción posible para nosotros. El desafío es continuar mejorando, ampliar la oferta, incrementar operaciones, aumentar ingresos a partir de nuevas oportunidades de negocios, ser el vehículo para el ingreso de divisas país”.

¿Por qué se discute la privatización de Aerolíneas Argentinas?

Acumulación de déficits, la razón principal. En 2008, durante el mandato de Cristina Kirchner, la empresa se estatizó nuevamente, luego de casi 30 años bajo la propiedad de capitales españoles. A partir de diciembre de 2014, Aerolíneas Argentinas era 100% propiedad del Gobierno y, para la época de pandemia de coronavirus, absorbió la empresa Austral.

Desde 2009, existe una acumulación de déficits. Según el operador de Econométrica SA, Ramiro Castiñeira, la aerolínea de bandera acumula 8.000 millones de dólares en pérdidas desde que se estatizó. El déficit se basa en que las ganancias que la empresa obtiene son inferiores a los gastos de operación. En 2021, el Plan de Acción y Presupuesto anunció un déficit de $44 millones.

Sin embargo, desde la actual conducción insisten con sostener ese modelo para ganar participación en el mercado. La imposición de impuestos para comprar los pasajes, sobre todo para vuelos al exterior, es una de las cuestionadas medidas que se establecen para mantener los elevados desembolsos. Sorprende, muchas veces, cómo los impuestos llegan hasta duplicar el costo base del pasaje

Monopolización y manejo político de Aerolíneas Argentinas. De la mano con lo anterior, la monopolización del mercado se abrió paso contra las empresas que demostraron ser competencia. Con la retirada de Latam del país, Aerolíneas Argentinas tomó el dominio del 70% del mercado aéreo, mientras que el otro 30% forma parte de Flybondi y JetSmart. No obstante, la operación de estas dos empresas no es fácil en el país.

La restauración de las bandas tarifarias durante finales de 2021, mediante el decreto 879/2021, golpeó de lleno contra los bajos costos que impulsan las dos aerolíneas privadas. En una carta publicada por Flybondi en enero de 2022, denunciaron que el Gobierno reestableció la directiva para eliminar la competencia y restringir el crecimiento del mercado.

“Estamos convencidos de que el mercado aerocomercial no puede restringirse más de lo que está en la actualidad: además de la aerolínea de bandera, solo somos dos las compañías que sobreviimos y que damos conectividad a las provincias y ciudades”, escribió Manuel Sana, CEO de Flybondi. Sin embargo, no hubo respuestas desde el Gobierno nacional.

El cuestionado manejo de La Cámpora. Ceriani, su actual director, fue designado por Cristina Kirchner en 2015 para manejar las cajas de la empresa. A esto se le suman los conflictos internos entre los sindicatos para liderar el mercado, con Biró a la cabeza del gremio de pilotos. Las internas generaron, en reiteradas oportunidades, la demora y cancelación de vuelos, y una mala experiencia de usuario ante las reprogramaciones.