Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

El trasfondo de la foto de Alberto Fernández con Axel Kicillof y funcionarios K en Vaca Muerta

Durante su discurso, el Presidente le envió varios guiños a la vice, con intención de llamar a una «tregua» oficialista.

<


Alberto Fernández logró este jueves una foto que tanto buscaba en el momento más crítico en la interna dentro del Frente de Todos. Es que el presidente se mostró junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y otros funcionarios que responden al kirchnerismo en Vaca Muerta. Fue en ocasión del lanzamiento de la construcción del futuro gasoducto Néstor Kirchner, situado en el yacimiento Loma Campana de YPF, en Neuquén.

En esa provincia de la Patagonia, el jefe de Estado logró la foto tanto con Kicillof como con el gobernador neuquino, Omar Gutiérrez; y con dos dirigentes afines a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, como lo son el secretario de Energía, Darío Martínez, y el presidente de YPF, Pablo González. También estuvo presente la directora ejecutiva de la Fundación YPF, Ofelia Cédola.

Durante el acto, Fernández recordó al difunto expresidente Néstor Kirchner y señaló que “no hay posibilidad de que la Argentina crezca sin industria”. “El gas es la energía de transición que el mundo ha resuelto tener para ir hacia las energías renovables”, aseguró el titular de la Casa Rosada, que apunta a incrementar la capacidad de transporte y federalizar las posibilidades de desarrollo de las industrias y economías regionales.

En otro tramo de su alocución, el Presidente sostuvo que “Vaca muerta está más viva que nunca”. “Celebro enormemente estar poniendo en marcha este gasoducto y les pido que lo hagan cuanto antes porque la Argentina lo necesita. No sólo para calefaccionar a los argentinos en invierno sino también para que la industria pueda seguir creciendo”, subrayó.

El guiño de Fernández al kirchnerismo

En esta línea, aseguró que “en Vaca Muerta hay gas para 200 años, para transitar el camino de la energía de transición hacia las energías renovables”. Y agregó: “Estamos parados sobre una enorme reserva de gas que no tiene sentido tenerla sin capacidad para transportarla. Esta obra tiene todo eso que fue Néstor Kirchner, el mejor presidente que la democracia ha conocido, que siempre enfrentó todas las necesidades”.

Por último, Fernández le envió un guiño a su vice, con quien todavía no volvió a mostrarse públicamente ni tampoco trascendió algún diálogo reciente, quien durante su gestión nacional puso a YPF “bajo la gestión del Estado, firmando un acuerdo con Chevron en el que pocos confiaban. Y miren hoy lo que es ese acuerdo”, enfatizó el jefe de la Nación.

Así será la obra del gasoducto Néstor Kirchner

En un comunicado de Casa Rosada, se detalló que el nuevo gasoducto se construirá en dos etapas: la primera, a concluirse en 2024, conectará el parque industrial Tratayen de Vaca Muerta con la ciudad bonaerense de Salliqueló, cubriendo una distancia de 558 kilómetros y expandiendo el suministro de gas en 22 millones de m³ por día a usuarios y usinas del Área Metropolitana, además de reemplazar importaciones de combustibles.

Este tramo tendrá un costo aproximado de 1.500 millones de dólares. La financiación estará a cargo del Tesoro Nacional y del Aporte Solidario y Extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia (Ley 27.605). Para el invierno de 2023, antes de la ejecución de las obras de compresión previstas para este segmento, el gasoducto ya aportará 11.000.000 m³ por día de nueva capacidad, según promete el Gobierno.

En tanto, la segunda etapa permitirá llegar con gas natural a San Jerónimo, sur de la provincia de Santa Fe, sumando otros 17 millones de m³ por día y abriendo la posibilidad de abastecer a grandes ejes urbanos e industrias del centro y norte del país, como así también la oportunidad de exportar los excedentes a Brasil y Chile. Esto último, mediante una extensión de 467 kilómetros.