Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

En busca de la tregua: Alberto Fernández realizaría cambios en su Gabinete

Alberto Fernández planea realizar cambios en su Gabinete y tratar de llegar a la paz con Cristina Kirchner.

<


En el Gobierno nacional quieren evitar que la interna siga acrecentándose. Saben en el seno de la Casa Rosada que el kirchnerismo no dará tregua si se mantiene tal cual está. En ese marco Alberto Fernández plantea realizar algunas modificaciones en su Gabinete. Pese a que no sería inminente, uno de los principales apuntados es Martín Guzmán.

Esta semana los cruces y acusaciones entre funcionarios fue en aumento. Uno de ellos fue Roberto Feletti quien responsabilizó al ministro de Economía por la alta inflación que tiene Argentina. Otro que también se refirió a la situación que atraviesa el país, más precisamente el Conurbano y el interior, fue Axel Kicillof. El gobernador exigió medidas y aseguró que no hay espacio para un ajuste.

Alberto Fernández tomó nota de los transcurrido los últimos siete días y buscará descomprimir la tensión que hay en el Frente de Todos. Además sabe que está siendo rodeado por el kichnerismo que exige cambios. En este marco Marcelo Bonelli, en Radio Mitre, confirmó que el Gobierno buscará relanzar su gestión el 25 de mayo. Se planea realizar modificaciones en los Ministerios.

El periodista, en «Lanata sin Filtro», sostuvo que lo que tienen en mente es que el cambio de aire se dé en esa fecha porque, además de ser patria, fue el día que Néstor Kirchner asumió como Presidente en 2003. Los objetivos son demostrarle a Cristina Fernández de Kirchner que escucha sus peticiones y al mismo tiempo enviarle un mensaje de paz en ese día especial por la asunción de su marido.

El ministro que está en el ojo de la tormenta es Martín Guzmán. El responsable de la cartera de Economía es el primer apuntado por la vicepresidenta. Así lo había hecho saber cuando publicó la carta después de las elecciones de medio término. El tiempo le jugó una buena pasada a la ex Presidenta por los problemas económicos e inflacionarios que tiene el país.