Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ernesto Tenembaum

ESPECTÁCULO

Ernesto Tenembaum defendió al estafador de Generación Zoe: «Es una víctima del sistema»

En su momento, Tenembaum había dicho que el consumo de pornografía infantil era una fantasía y no un delito. Ahora, protege a un farsante.

<

Ernesto Tenembaum, periodista y conductor de radio, manifestó que Leonardo Cositorto, dueño de Generación Zoe, es una víctima del sistema. Luego se atrevió a afirmar que no hay diferencias entre Cositorto y los financistas o banqueros. La definición es totalmente errónea, ya que el sistema bancario en Argentina es mucho más seguro desde la reforma que se hizo en 2001.

«Cositorto está detenido y para mí es una víctima del sistema, no veo diferencia entre Cositorto y financistas y banqueros. Él no obligó a nadie a invertir en su historia», expresó Tenembaum en radio Con Vos faltando a la verdad. Hay suficiente material audiovisual que demuestra al gurú financiero manipulando a sus fieles a invertir en negocios ficticios.

«Gabriel Boric, presidente de Chile estuvo muy bien ayer cuando desde La Nación le preguntaron, por enésima vez sobre Venezuela, Nicaragua y Cuba dijo: ¿a la derecha no le importan las violaciones de derechos humanos en Chile o Colombia? Teléfono para Mauricio Macri y para tantos colegas que tienen a Venezuela como única (dictadura)… yo digo siempre que Venezuela es una dictadura, pero hablamos de todo», justificó Tenembaum.

«Termino esta síntesis con una pregunta ¿Qué Cristina Kirchner no haya recibido a Boric, qué onda? ¿Por qué no estaba ayer? ¿Qué quiere decir eso? Como Boric está cerca de Alberto Fernández es su enemigo, no lo sé, pero es muy raro», comentó el periodista. El pensamiento del periodista no deja de ser una hipótesis subjetiva y sin pruebas contundentes.

«Lo que uno pueda contar de la Argentina es más normal, más de la vida cotidiana… son cosas de todos los días, no tenemos la tragedia que se vive en otros lugares del mundo», explicó el exconductor de Palabras más, palabras menos. Mientras en Rusia y Ucrania hay guerra, los políticos argentinos se pelean por crear nuevos impuestos o regulaciones al sector privado.