Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Grieta interna: los momentos que protagonizó Cristina Kirchner en el acto por las Islas Malvinas

Cristina Kirchner encabezó el acto homenaje en el Congreso, a 40 años de la Guerra de Malvinas.

<


La vicepresidenta Cristina Kirchner dio un discurso en el acto por el aniversario 40° de la Guerra de Malvinas. Allí, además de hablar de su vivencia personal durante el periodo bélico, condecoró a 17 excombatientes de las Islas Malvinas que trabajan en el Palacio Legislativo. No obstante, no faltaron menciones y destellos sobre la grieta interna actual en el Gobierno, y eso se vio en los momentos que protagonizó la presidenta del Senado.

En el escenario que compartió con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, hizo mención del regalo que le hizo al presidente: “Diario de una temporada en el quinto piso”, de Juan Carlos Torre. Según relató ella en la conferencia, “es un relato histórico, no es una obra literaria, no van a ganar ningún premio Nobel. Pero es un libro que relata las experiencias del primer gobierno democrático del 83, del presidente Alfonsín, y de los distintos equipos económicos que lo sucedieron”.

Guiño «amistoso» y chicana directa

Cabe destacar que, tal como pasó el 24 de marzo, encabezaron actos por separado. No obstante, Cristina Kirchner dejó marcado el supuesto guiño amistoso al presidente en medio de las peleas. No obstante, tampoco faltó la chicana a la portavoz de la Presidencia. “Hoy se lo mandé de regalo al presidente, para que después la vocera [Gabriela Cerruti] no diga que no le regalo nada en el cumpleaños”, expresó.

Luego, con un leve levantamiento de hombros y brazos, dijo: “Porque después ya veo el lunes. ‘Miren si será mala la vicepresidenta que ni siquiera le da un regalito de cumpleaños’, así que le mandé el libro, que es muy interesante”. La acotación, pese a realizarse en un acto conmemorativo, fue recibida de forma positiva por los presentes.

El 17 de marzo, Gabriela Cerruti reveló que Cristina Kirchner no le respondía los llamados al jefe de Estado. “El Presidente se comunicó, sin tener respuestas, con la Vicepresidenta, así como con su secretario privado”, dijo en la conferencia de prensa semanal. A pesar de que Fernández se puso a disposición, en ese momento, para averiguar quiénes habían sido los atacantes de su despacho, la vicepresidenta no contestó.

La sonrisa de Cristina Kirchner cuando la llamaron «presidenta»

Aldo Leiva, diputado nacional y excombatiente de la Guerra, tomó el micrófono unos pocos minutos y se dirigió a Cristina Kirchner con unas llamativas palabras. «Yo le voy a decir presidenta, y no del Senado. Para mí es mi presidenta«, dijo el funcionario. Ella, lejos de corregirlo, lo miró atentamente y esbozó una sonrisa en medio de los aplausos.

Sergio Massa, quien horas atrás acompañó a Alberto Fernández en otro acto homenaje, no aplaudió y se quedó mirando a Leiva. El gesto que tuvo el diputado y la aprobación general de la concurrencia marca otro capítulo de la grieta interna que pareciera nunca acabar. Así, la vicepresidenta marca la cancha para una posible postulación a presidenta.