Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

Horror en Ucrania: cientos de civiles muertos en Bucha tras la retirada de las tropas rusas

Moscú ha negado previamente haber atacado a civiles y ha rechazado las acusaciones de crímenes de guerra.

<

Este lunes, la conmoción se extendía por todo el mundo ante unas imágenes de civiles muertos en Ucrania, con la evidencia de cuerpos atados abatidos a corta distancia y una fosa común en zonas retomadas a las tropas de Rusia, mientras la artillería bombardeaba el sur y el este del país.

Taras Shapravski, teniente de alcalde de Bucha, localidad situada a unos 40 kilómetros al noroeste de la ciudad de Kiev, declaró que 50 de los 300 cadáveres encontrados tras la retirada de las fuerzas del Kremlin a finales de la semana pasada, eran víctimas de ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo por las tropas rusas.

Los reporteros de Reuters vieron a un hombre tirado al borde de la carretera, con las manos atadas a la espalda y una herida de bala en la cabeza, aunque la agencia no pudo verificar de forma independiente esas cifras, ni quién fue el responsable de los asesinatos.

Las autoridades ucranianas estaban investigando posibles crímenes de guerra. Moscú dijo que los asesinatos fueron «escenificados» para manchar el nombre de Rusia. Las imágenes de la destrucción y los supuestos asesinatos de civiles han provocado consternación y rechazo, informó Reuters.

Las imágenes también pueden a entorpecer las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania, que debían reanudarse por videoconferencia este lunes. Al ser preguntado si el presidente Vladimir Putin era responsable de los asesinatos de civiles, el mandatario ucraniano Volodímir Zelenski dijo que otros también compartían la culpa.

«Creo que todos los mandos militares, todos los que dieron instrucciones y órdenes deben ser castigados», expresó en el programa de noticias Face the Nation de la CBS. Rusia había solicitado que el Consejo de Seguridad se reuniera el lunes para debatir la «provocación de los radicales ucranianos» en Bucha tras las acusaciones de Kiev.

Rusia ha negado previamente haber atacado a civiles y ha rechazado las acusaciones de crímenes de guerra en su «operación militar especial», según la terminología de Kremlin, que dice que la ofensiva tiene como objetivo desmilitarizar y «desnazificar» Ucrania.