Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Hebe de Bonafini

POLÍTICA

Inesperado: un reconocido sacerdote hizo el «lavado de pies» a Hebe de Bonafini

Bonafini participó de una ceremonia religiosa para recordar los valores que deben predominar en el mundo.

<


Hebe de Bonafini, una de las fundadoras de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo, fue fotografiada tras el «lavado de pies» realizado por el cura de Merlo, Francisco Paco Oliveira. Se trata de un ritual característico de la religión católica cristiana que simboliza la vocación de servicio, la humildad y la igualdad que todos los fieles a Jesús deben practicar.

El hecho sucedió ayer en una marcha de las abuelas, donde estuvo presente el cura Oliveira que realizó el acto simbólico y publicó las fotos en su cuenta de Twitter. Bonafini estuvo acompañada de otras compañeras que conforman la agrupación que lleva en todas sus banderas el lema «ni un paso atrás» y que representa la lucha constante por la recuperación de los nietos e hijos de desaparecidos en la última dictadura militar.

¿Quién es el cura que bendice a las abuelas? Oliveira nació en Málaga, España, pero vive en Argentina desde 1987. Es un dirigente eclesiástico y peronista que admira al padre Carlos Mugica, quien falleció en 1974 tras el atentado de un grupo parapolicial de derecha mientras realizaba una misa. Ha dicho en varias ocasiones que no cree en la iglesia que posee la verdad absoluta, sino en una institución que sea servidora y que vaya en busca de los descartados (pobres) por la sociedad.

La foto no es casual, ya que Oliveira considera que ser cristiano es ser de izquierda, porque en ambas maneras de vivir se comparten los valores evangélicos y los de la igualdad. En cambio en la derecha triunfa el individualismo y el materialismo. Justamente, Bonafini es una ferviente defensora del peronismo y todas las figuras que representan a la derecha son sus enemigos.

El polémico cura cercano al kirchnerismo

El sacerdote Oliveira fue criticado por participar en una marcha por la liberación de Amado Boudou, el exvicepresidente de Argentina, quien había sido condenado por corrupción a 6 años de prisión. Por otro lado, no estuvo Estela de Carlotto, otra de las grandes protagonistas de las Abuelas de Plaza de Mayo debido a que sigue peleada con Bonafini por diferencias políticas.