Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ley de Alquileres

SOCIEDAD

«La crisis es terminal»: las inmobiliarias exigen la modificación urgente de la Ley de Alquileres

La ley de Alquileres ha afectado significativamente las ventas de inmuebles y la política tarda en debatir la modificación.

<

Hernán Iradi, martillero público, manifestó que la situación del sector inmobiliario es terminal, porque los contratos entre inquilinos y propietarios siguen estando atados al índice de inflación. «Con la antigua Ley de Alquileres tenias certezas de lo que ibas a pagar y esta última ley le quitó todo tipo de certidumbre a ambas partes», sentenció Iradi ofuscado por las políticas publicas que han deteriorado a las inmobiliarias y al resto de los agentes del rubro.

«Lo más importante que hay que destacar es que en el Congreso se está debatiendo una ley de alquileres que nació muerta y que fracasó. La gran grieta que hoy vive el país (Frente de Todos y Juntos por el Cambio) se ha puesto de acuerdo para modificarla. Nosotros somos la primera institución del país que hace más de un año hemos presentado un proyecto para modificar dos artículos», indicó Iradi en una entrevista para Crónica TV.

«Lo que más afectó a inquilinos y propietarios es la forma de aumentar los alquileres, porque el índice está atado a la inflación. A partir de mayo, las familias de Argentina van a tener que pagar un 54% de aumento ¿Quién podía imagina que una familia de un mes para el otro podía pagar este incremento?», insistió el especialista totalmente angustiado.

«Si al inquilino le va mal, al propietario no le conviene. Los dos están de acuerdo en modificar la ley. Le pedimos a los representantes del Congreso que modifiquen urgentemente la ley. Se han retirado de alquiler más del 40% de las propiedades en CABA. Hay un excedente de ventas y estamos en casi 180.000 propiedades a la venta, cuando estábamos acostumbrados a tener 70.000 o 80.000, por lo tanto, la crisis es terminal en el sector inmobiliario», comentó Iradi.

«Hay personas que alquilaban hasta cierto momento y hoy tuvieron que volver a las casas de sus padres. En la actualidad, los monoambientes de CABA salen 40.000 pesos de base, mientras que el salario mínimo es de 39.400 pesos», dijo una periodista en el estudio tratando de resumir el panorama nefasto que se vive en la Argentina.