Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
tarifas

SOCIEDAD

«La inflación del último trimestre fue del 18% en alimentos»: una radiografía de la Argentina que duele

Mientras se siga insistiendo en que la inflación es multicausal nunca se resolverá el problema de forma definitiva.

<

La radiografía económica de la Argentina marca un problema crónico que atenta contra el ahorro, la producción, el empleo, el consumo y que es la inflación. Si bien el Gobierno cerró el acuerdo con el FMI con una expectativa del 48% de suba de precios para diciembre del 2022, el sector privado coincide en que el numero va a estar más cerca del 60%.

«Se espera una inflación del 6% para marzo. Esto significa una suba de precios de 14% en el último trimestre y del 18% si hablamos solamente de alimentos», expresó Lara Calvo, una de las cronistas que realizaba el editorial de economía para América TV. El Gobierno parece no llegar a una solución en el corto plazo y solamente se sostiene con las medidas transitorias de «precios cuidados» del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

«Por ejemplo, si una persona gana 75.000 pesos perdió 13.500 pesos para comprar alimentos en el último trimestre. El Relevamiento de Expectativas de Mercado que publica mensualmente el Banco Central considera que habrá como mínimo un 60% de inflación en el 2022», indicó Calvo mientras el estudio quedaba cubierto por un manto de silencio.

«La teoría dice que ahora la Argentina está en un régimen de alta inflación y una hiperinflación es cuando tenés 100%. En la práctica las hiperinflaciones se dan por un fenómeno de demanda. Por ejemplo, cuando la gente se deshace de los pesos rápidamente comprando bienes o dólares. Un ejemplo de una hiper es ir al supermercado y que en el mismo día cambien dos veces los precios», explicó Calvo.

«Una persona que arrancó ganando 100.000 pesos en el 2022 va a terminar ganando en diciembre 40.000, porque la inflación se espera que sea del 60%. Hoy un kilo de helado sale igual que dos kilos de carne. Los precios de pascuas han aumentado casi un 80%», concluyó la periodista especializada en economía. Por ahora, el panorama sigue siendo oscuro a futuro.