Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
CABA

POLÍTICA

Nueva disputa entre Nación y CABA por el revalúo de inmuebles

En medio de los altos valores de los alquileres impuestos por la Ciudad, se suma un nuevo gravamen establecido desde la Afip.



Los gobiernos Nacional y de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) sumaron este lunes una nueva disputa entre sí. En este caso, por el revalúo de inmuebles. En momentos en los que está en discusión la quita de coparticipación y una nueva Ley de Alquileres, las gestiones de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta vuelven a colisionar a partir de una medida que se ejecutó a través de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

En qué consiste la medida de Afip y cómo afectaría

El jefe de Gobierno porteño pidió a través de sus redes sociales que el Poder Ejecutivo Nacional dé marcha atrás con el revalúo de los inmuebles de su jurisdicción porque, según denunció, impactará sobre el impuesto a los Bienes Personales y hará que 200.000 personas que hoy no pagan ese tributo tengan que empezar a hacerlo. En esta línea, consideró este accionar como “ilegítimo y discriminatorio”.

Al respecto, Rodríguez Larreta sostuvo ante la titular de la Afip, Mercedes Marcó del Pont, que este cambio “atenta contra la seguridad jurídica”. Ante ello, solicitó que revea y revoque el Dictamen 1/22 que dispone una suba de la valuación de bienes inmuebles en el ámbito de la Capital Federal que integran la base imponible del Impuesto sobre los Bienes Personales.

“Al 31 de diciembre de 2017, la base imponible del impuesto inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires era únicamente la Valuación Fiscal Homogénea, tal como lo expresa literalmente el Código Fiscal de la Ciudad y tal como estaba reconocido por la Afip en el Dictamen Nº 1/2018 DI ALIR (8/5/2018)”, dice la carta. De esta manera, el Gobierno porteño se jacta de que Afip desconoció ilegítimamente el Código Fiscal de la Ciudad y vulnera la Ley 27.480 sobre procedimientos y metodologías de valuaciones fiscales a nivel nacional.

Las denuncias desde el Gobierno porteño

Asimismo, el Ejecutivo a cargo de Rodríguez Larreta objeta que esta medida provocará que “una gran cantidad de contribuyentes deban darse de alta en el Impuesto a los Bienes Personales por el sólo hecho de tener un inmueble radicado en la Ciudad de Buenos Aires”. Es decir, con la modificación del criterio de Afip, se estima que 220.000 nuevos contribuyentes quedarían afectados a este impuesto.

“El Gobierno nacional pretende ahora cuadriplicar el valor de los inmuebles para que aquellos contribuyentes que tengan una propiedad en la Ciudad de Buenos Aires paguen por este impuesto lo que no abonan los que viven en otras provincias, violando claramente los principios constitucionales de igualdad, equidad y capacidad contributiva”, denunció la administración porteña.

Y sentenció: “Esta medida de la Afip sólo pretende elevar la presión tributaria y castigar únicamente a los que tienen alguna propiedad inmueble en la Ciudad, constituyendo así un ataque más de los que se vienen dando por parte del Gobierno nacional hacia la Ciudad de Buenos Aires, con el único fin de afectar política y financieramente a una administración provincial gobernada por una fuerza opositora”.

Para colmo, los alquileres en CABA siguen subiendo

Desde marzo de este año, los alquileres en CABA aumentaron hasta 12,5 por ciento, según el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO). La misma institución calculó de esta manera que el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) alcanzó para cubrir el 86,8% del total del alquiler de un monoambiente y menos del 50% de uno de tres ambientes. Con lo cual, en medio de este tire y afloje, esta medida de la Afip podría agudizar aún más las cuentas de los habitantes porteños, que ya se ven afectados por los altos valores de los alquileres.

En relación con los $45.000 de la media de los departamentos de dos ambientes y los $70.000 de los de tres, el SMVM tiene una cobertura del 73,3% y del 44%, respectivamente, y sin expensas, que “alcanzan en promedio el 18 por ciento del alquiler”. De manera concluyente, el CESO sostuvo que “si bien esta relación había mejorado durante el segundo semestre de 2021, este primer trimestre del año muestra una caída”.