Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pablo Moyano

POLÍTICA

Pablo Moyano almorzó con Alberto Fernández en Olivos: ¿señal de paz?

Tras su encuentro con Máximo Kirchner, el cotitular de la CGT Pablo Moyano almorzó con el presidente en la Quinta de Olivos.

<


Luego de la foto que trascendió entre Máximo Kirchner y Pablo Moyano, en el oficialismo volvió la paz. En el mediodía de hoy, Alberto Fernández almorzó con el cotitular de la CGT en la Quinta de Olivos para demostrar que no hay internas entre las partes. Cabe recordar que durante la semana el sindicalista estuvo en Casa Rosada aunque ahora se trató de un encuentro más extenso.

La idea del mismo es bajarle el tono a las internas que hay en el Frente de Todos y a la postura que tomaron en la CGT de acompañar al kirchnerismo. Tal es así que antes de llegar a Balcarce 50 pasó por el Senado para apoyar el proyecto de crear un fondo destinado a pagar la deuda con el FMI con dinero de argentinos no declarado en el exterior, el cual está impulsado por Cristina Fernández de Kirchner, según NA.

Más allá de esto, la idea es que Pablo Moyano sea un nexo conector entre las dos facciones oficialistas al punto tal que pasó de marchar junto a La Cámpora a sentarse a negociar con el ministro de Economía. Además, se busca que sea el primer punto para retomar la unidad dentro del partido ya que saben que el sindicalismo es un factor fundamental que puede volver a unirlos.

La semana de Pablo Moyano

Al ser uno de los líderes de la CGT, Pablo Moyano cumple un papel fundamental en la «guerra» contra la inflación. De hecho, participó en el encuentro por la nueva canasta básica de 60 alimentos y acordó adelantar las paritarias. Estas son medidas que buscan desacelerar la suba de precios y de no tener una buena relación con el dirigente sería una gran traba para el Gobierno.

Sin embargo, días previos a esto estuvo reunido con Máximo Kirchner en una oficina de la CGT y se fotografiaron juntos. Además, apoyaron la postura kirchnerista en el acuerdo con el FMI y marcharon junto a ellos el 24 de marzo. Esto muestra la división que hay dentro del Frente de Todos y que el dirigente podría ser el primer eslabón que los reconcilie.