Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Amado Boudou

POLÍTICA

Para Amado Boudou la inflación no es el mayor problema de Argentina

En medio de la suba generalizada, Amado Boudou minimizó la inflación y asegura que hay cuestiones más complejas a tratar.

<


El último informe del INDEC devela que la inflación de marzo fue del 6,7% y alcanzó el punto más alto de los últimos 20 años. Sin embargo, en el Gobierno nacional decidieron declararle la «guerra» a la suba de precios porque consideran que es uno de los problemas más severos. Por el contrario, para Amado Boudou esto no es así y considera que realmente hay otras cuestiones más importantes a tratar.

En diálogo con C5N, el exvicepresiente de Cristina Kirchner reconoció que «es importante que se tome nota» sobre los problemas macroeconómicos. A pesar de ello, asegura que «la distribución del ingreso es más grave que la inflación» porque realmente un factor viene atado al otro y para el exministro de economía primero debe regularse la redistribución.

«Si vos logras tomar la inflación mañana pero con este esquema de distribución del ingreso estarías prolongando una situación difícil para la Argentina», agregó Amado Boudou. En este mismo sentido, resaltó que Alberto Fernández «da un primer paso» con los bonos anunciados para jubilados y monotributistas aunque «no va a cambiar la situación estructural».

La inflación es inevitable para Amado Boudou

Sobre la suba de precios, Amado Boudou advirtió que es un fenómeno inevitable porque «los acuerdos del FMI siempre fueron inflacionarios«. De esta manera, la suba de precios se prolongará durante varios meses según su visión. Además, resaltó que este vaso «medio vacío» no es controlable sin una política clara y estructurada de la distribucipin.

En esta sintonía, el exfuncionario señaló que las «tasas de interés, el dólar que siga a la inflación y tarifas» son los tres indicadores que pone el Fondo como señaladores de inflación. Por último, denunció que «atrás de la segmentación hay un aumento generalizado de tarifas» porque «ya no se puede hablar de división en los aumentos» de los servicios básicos.