Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
ataque al Congreso

SOCIEDAD

Seis personas procesadas por el ataque al despacho de Cristina Kirchner

La Justicia Federal resolvió procesar a seis sospechosos por las piedras arrojadas al despacho de la vicepresidenta mientras se debatía el acuerdo con el FMI.

<

La jueza federal María Eugenia Capuchetti resolvió procesar a seis personas por el ataque al despacho de Cristina Kirchner en el Congreso. Es que la oficina de la vicepresidenta fue objetivo de piedras mientras en la Cámara de Diputados se discutía el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los sospechosos fueron acusados por los delitos de intimidación pública y daño calificado.

Según Télam, la magistrada procesó a seis personas que la Justicia logró individualizar a través de imágenes de cámaras de seguridad y de canales de televisión. Además, pudo identificar a los sospechosos por medio de un informe policial de la División Individualización Criminal de la Policía Federal Argentina. Allí, se utilizó un software de reconocimiento facial.

Los procesados son Jonatan Emanuel García, Gonzalo Martín Ezequiel Fonteina, Leonardo Marcelo Cáceres, Jonatan Ezequiel Pacheco, José Horacio Fernando Castillo y Julio Valdés. A ellos, la jueza les trabó embargos hasta cubrir la suma de 6,5 millones de pesos. Así se informó en la resolución judicial de María Eugenia Capuchetti.

En ese sentido, en su fallo, la magistrada expresó «en las circunstancias señaladas, a partir de las 15 en adelante, un grupo numeroso de personas comenzó en forma conjunta a arrojar con sus manos o mediante el uso de gomeras elementos contundentes como piedras, cascotes y bombas de pintura». Al mismo tiempo detalló que «estas agresiones causaron desórdenes y daños que afectaron la seguridad pública».

A su vez, Capuchetti relató que «se dañaron las veredas que se encontraban en las proximidades del Congreso de la Nación para extraer las piedras o cascotes que luego fueron arrojadas tanto al recinto como al personal policial«. Además, en el documento la magistrada expuso fotos de los momentos en el que ocurrió el ataque.

El silencio de Alberto y la grieta del oficialismo

El acuerdo con el FMI trajo tantas diferencias en el oficialismo que incluso, luego del ataque al despacho de Cristina Kirchner, el Presidente mantuvo silencio. Es que en nombre del Gobierno Nacional el que salió a repudiar el hecho fue el jefe de Gobierno, Juan Manzur. Esto visibilizó la división que existe dentro del propio Frente de Todos.

No obstante, esta situación se modificó cuando aparecieron los carteles escrachando a la vicepresidenta en la Ciudad de Buenos Aires. Es que en unos afiches se acusó a Cristina Kirchner de «asesina» por «continuar con sus negocios con Vladimir Putin«. Esto fue en referencia al número de víctimas que está dejando el conflicto bélico que existe entre Rusia y Ucrania.